El nuevo consenso de asma en niños y adolescentes es fruto de la colaboración de grupos de trabajo de asma de seis sociedades científicas. La guía ‘Asma en Pediatría. Consenso regAp’ actualiza los aspectos clínicos de esta patología. Han participado la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP). La Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP). La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP). La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). La Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP). Y la Asociación Española de Enfermería Pediátrica (AEEP).

Los representantes de estas seis sociedades científicas han creado el grupo regAp, red española de grupos de trabajo de Asma en pediatría. La guía tiene el aval de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Nuevo consenso de asma en niños y adolescentes

La guía ‘Asma en Pediatría. Consenso regAp’ tiene como coordinador a Luis Moral, responsable del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de la SEICAP. “Aunque existen guías nacionales e internacionales sobre el asma es difícil que la mayoría de los pediatras puedan mantener sus conocimientos actualizados, además de que es necesario establecer unos criterios diagnósticos y terapéuticos que a menudo resultan controvertidos. Por este motivo, los representantes de las principales sociedades pediátricas relacionadas con el cuidado de los niños asmáticos han acordado elaborar un documento que actualiza los conocimientos fundamentales sobre el asma en niños y adolescentes”, ha comentado.

Laura Valdesoiro, de la SENP, explica que el documento “integra el concepto actual de manejo holístico del asma”. “Resulta básico el abordaje de esta enfermedad desde los puntos de vista de atención primaria, urgencias, neumología y alergia pediátricas. Por supuesto, también hemos tenido en cuenta la perspectiva de la enfermería pediátrica”.

Cristina Ortega Casanueva, miembro del Grupo de Trabajo de Asma y Alergia de SEPEAP, ha comentado que “debe existir un consenso y coordinación entre Atención Primaria y hospital para optimizar los recursos y controlar la enfermedad de los niños con asma”. En su opinión, “el pediatra de AP es quien mejor conoce al niño y su entorno desde el nacimiento y con quien la familia tiene una relación más estrecha”.

El documento de consenso ayuda a identificar una sospecha de asma o sus exacerbaciones, como ha indicado Carmen Rosa Rodríguez, del Grupo de Trabajo de Vías Respiratorias de AEPap. “Hemos priorizado la elaboración de tablas, figuras y algoritmos, lo más sencillos y esquemáticos posibles, para la identificación de criterios diagnósticos, síntomas o pautas de tratamiento, entre otros”.

Apartado COVID

Los pediatras han dedicado un apartado especial de su guía a la COVID-19. Natalia Paniagua, portavoz de SEUP, ha recordado que “los niños y adolescentes suelen pasar la infección por coronavirus sin síntomas o con síntomas leves. El asma no parece comportarse como un factor de riesgo”. En cualquier caso, ha considerado necesario “recomendar las medidas generales para evitar la transmisión del virus entre la población. También ha insistido en la adherencia al tratamiento de mantenimiento de los niños asmáticos que lo precisen, para prevenir las reagudizaciones”.

Respecto a la educación terapéutica, Inmaculada Pérez García, enfermera especialista en pediatría y vocal por Castilla y León de la AEEP, ha indicado que “los pacientes con buenos conocimientos, técnica, autocuidado y cumplimiento sufren menos exacerbaciones y tienen una mejor calidad de vida”. En este ámbito resulta fundamental el papel de la enfermería pediátrica y escolar.