Actualmente no existe ninguna terapia dirigida a HER3 aprobada para el tratamiento de cáncer de pulmón no microcítico (CPNM). Tampoco para ningún otro tipo de cáncer. En este contexto, se ha anunciado un nuevo ensayo clínico. En concreto, se va a evaluar patritumab deruxtecan en combinación con osimertinib. El primero es un medicamento inmunoconjugado dirigido a HER3. El segundo, un inhibidor de la tirosina quinasa asociada al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR). El ensayo se ha anunciado por Daiichi Sankyo, que ha establecido un acuerdo de colaboración con AstraZeneca para el mismo.

La justificación de este ensayo es que la frecuencia de la sobreexpresión de HER3 en CPNM con mutación EGFR es de hasta un 75 por ciento. Asimismo, hay evidencia de que la expresión de HER3 puede estar asociada con resistencia a los inhibidores de la tirosina quinasa (TKI).

Combinación con patritumab deruxtecan para CPNM

“La mayoría de los pacientes con mutaciones activadoras de EGFR o CPNM con mutación de EGFR presentan sobreexpresión de la proteína HER3 en las células cancerosas”. Así lo justificaba Gilles Gallant, Senior Vice President, Global Head, Oncology Development, Oncology R&D de Daiichi Sankyo. “Los datos clínicos y preclínicos, así como las investigaciones de la expresión del biomarcador y los mecanismos de resistencia, justifican una evaluación más completa de patritumab deruxtecan y osimertinib”.

Según las condiciones del acuerdo, Daiichi Sankyo patrocinará y llevará a cabo un estudio en fase I multicéntrico, abierto, de dos partes para evaluar patritumab deruxtecan y osimertinib como tratamiento de combinación. Este estará destinado tanto en primera como en segunda línea, en pacientes con CPNM avanzado o metastásico con deleción del exón 19 de EGFR o mutación L858R.

Así, esta combinación estaría dirigida para los pacientes con CPNM con mutación EGFR. En concreto, aquellos que han manifestado progresión de la enfermedad tras tratamiento con un TKI, que normalmente es osimertinib.