El Comisario Manuel Yanguas ha sido nombrado nuevo interlocutor policial sanitario de la Policía Nacional. Con el fin de avanzar en la lucha contra las agresiones en los centros sanitarios, ha mantenido un encuentro con el responsable del Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial, José María Rodríguez Vicente. Tal y como recoge ‘Médicos y Pacientes’ el objetivo es potenciar la actividad en este sentido.

Así, Manuel Yanguas ha informado de que pretenden reformar la instrucción de la Secretaría de Estado que crea el Protocolo de actuación. Así buscan que, además de a los médicos y a los técnicos, incluya también al resto del personal no sanitario. “Estamos viendo que el personal que trabaja en el ámbito sanitario también está siendo objeto de agresiones.  Es decir, celadores e incluso personal de la limpieza, personal administrativo. Con la aplicación de este protocolo buscamos ampliar esta cobertura y seguridad a todos los que estén siendo objeto de agresiones por trabajar en estos centros o entornos”.

Agresiones en los centros sanitarios

En cuanto a cómo se plantean avanzar en esta línea, el Comisario Manuel Yanguas también avanzó información sobre un nuevo protocolo aprobado en Secretaría de Estado. Se trata de un protocolo de denuncias “in situ”, que se está aplicando, por ejemplo, en el ámbito de los centros comerciales. Es este formato el que esperan poder implantar en breve para aplicarlo en las agresiones en los centros sanitarios.

Esta medida posibilita que un vehículo de la Policía o de la Guardia Civil acuda al centro sanitario. De esta forma, el profesional que haya sufrido algún tipo de agresión podría en ese momento y lugar, presentar la denuncia. Por otra parte, a la persona que se le ha presentado denuncia, se le cita ya directamente para juicio rápido y sea condenado en fechas próximas.

Para el Interlocutor Policial Sanitario, el objetivo de esta medida es “cortar por la sano”. Al menos, para acabar con ese porcentaje cercano al 15 por ciento de agresores reincidentes. En concreto, para que no vuelvan otra vez al mismo centro o, a otro centro y haga lo mismo.