Antonio Morente, Sevilla.-La Sociedad Española de Cardiología (SEC) aprovechó su Congreso de Sevilla para renovar parte de la cúpula de su comité ejecutivo, de la que salía el hasta ahora presidente, José María Cruz Fernández, para dar paso en el cargo al presidente electo, Eduardo de Teresa, designado como tal hace un par de años.

El nuevo presidente, Eduardo de Teresa, jefe de Cardiología del Hospital Clínico de Málaga, ha manifestado a EL MEDICO INTERACTIVO que su intención es mantener una línea continuista durante el período que presida la SEC, y es que considera que "cuando un barco está bien dirigido no hay que cambiar el rumbo", por lo que considera que la principal misión es "continuar la actual línea de progresión". Eso sí, entre sus objetivos para estos dos años está el de "completar la apertura de la Sociedad", que se quiere abrir por completo no sólo a médicos y no sólo a cardiólogos, una línea de trabajo que ha mostrado sus frutos en el Congreso celebrado en Sevilla, en el que el número de no socios y el de no médicos superaba al de socios.

Otra de las prioridades pasa por dar un impulso a la investigación, "que está despegando pero todavía sufre inconvenientes". A su juicio, "no se puede esperar a que la Administración impulse" este campo, de ahí que la SEC vaya a continuar con su "esfuerzo importante", como demuestra que ha destinado un millón de euros de sus propios recursos, aunque la idea ahora no es sólo aumentar la cantidad económica, sino prestar un apoyo completo: desde la organización para el diseño de ensayos clínicos al apoyo estadístico, pasando por facilitar la presentación de convocatorias.

A esto une el doctor De Teresa el objetivo de mejorar la motivación de los profesionales, y es que considera muy preocupante que haya "profesionales en parte desmotivados o que han perdido la ilusión", un problema que cree que "no es muy profundo ni alarmante" pero al que hay que ponerle límites ya. Para ello, aboga por cuestiones como reconocimiento profesional, mayores facilidades para el desempeño de su trabajo, más tiempo…

Pese a estos problemas, destaca que el nivel medio de los cardiólogos españoles "es muy alto y equiparable al de cualquier país de Europa". "Me atrevería a decir que de media estamos por encima de la Cardiología de Estados Unidos, algo que puede parecer una barbaridad, pero hay que tener en cuenta que siempre que hablamos de los cardiólogos norteamericanos lo hacemos de los principales, pero como media estamos por encima". En esta línea, señala que cuando los residentes españoles salen para pasar un período de prácticas en el extranjero "siempre nos felicitan por su altísimo nivel, e, incluso, creen que los seleccionamos para mandar a los mejores, cuando no es así".

Desde un punto de vista general, el nuevo presidente de la SEC ha asegurado que su particular "obsesión" es la prevención, a lo que habría que añadir un mayor desarrollo de las unidades de rehabilitación cardíaca. Junto a esto, hay que mejorar la coordinación con Atención Primaria, y es que considera que tanto en este nivel como en el de Especializada hay muy buenos profesionales "pero falta la coordinación", un mal tradicional de la Sanidad española. "Se están haciendo cosas en este terreno, pero todavía queda camino por recorrer en un proceso que es una puesta en marcha continuada".

El doctor De Teresa también se ha referido al Plan Integral de Cardiopatía Isquémica, presentado por la ministra de Sanidad durante las jornadas de Sevilla, al que define como "un documento de altísimo valor que es una verdadera guía de la especialidad". La cuestión ahora es que se aplique de forma práctica, algo de lo que está convencido aunque subrayando que "muchas de las cosas que se proponen ya están funcionando" y habrá que tener en cuenta, además, que "dentro de dos años habrán surgido nuevas evidencias".

Por último, señalar que de la renovación de la junta directiva de esta Sociedad, salió nombrado presidente electo el doctor Luis Alonso Pulpón, del Hospital Puerta de Hierro de Madrid.