Las enfermedades gastrointestinales en México son de los problemas de salud más frecuentes en la población. Tan solo en 2020 se registraron más de 2.5 millones de nuevos casos de infecciones intestinales en México. Lo que ocupó la tercera causa de consulta médica de primera vez en el grupo pediátrico y en el adulto por Síndrome de Intestino Irritable. Esto de acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Una de las enfermedades gastrointestinales más comunes que afecta a los adultos es el Síndrome de Intestino Irritable (SII), también conocido como colon irritable.

En los niños los trastornos gastrointestinales infecciosos por virus son los que se presentan con más frecuencia; todos estos padecimientos desequilibran la microbiota intestinal.

Cuando la microbiota está equilibrada y sana, mantiene y refuerza la función de la barrera intestinal y provee de nutrientes esenciales.

Además de que desempeña un papel importante en los procesos metabólicos como el control del metabolismo de las grasas y del colesterol, la presión arterial y la glucosa. Sin embargo cuando existe una alteración en la microbiota intestinal (proceso conocido como disbiosis), ocasiona que este balance se pierda.

Lo que da origen a múltiples manifestaciones gastrointestinales y extraintestinales, como el Síndrome de Intestino Irritable o incluso el cáncer gastrointestinal. Así lo explicó en conferencia de prensa la Dra. Flora Zarate, jefa del Servicio de Gastroenterología y nutrición del INP.

Los probióticos, una solución para la flora intestinal

El Lactobacillus paracassei CNCM I-1572, un nuevo probiótico de origen humano, llega al país para ayudar a los mexicanos a equilibrar eficazmente su flora intestinal.

El nuevo probiótico del laboratorio Armstrong tiene la capacidad para adherirse a la mucosa del intestino delgado, producir ácido láctico y sobrevivir en condiciones de pH 3.0 en presencia de ácidos biliares. Así como modular la inmunidad que contribuye a una respuesta más eficiente y rápida contra gérmenes infecciosos y no inducir resistencia a los antibióticos.

Entre sus beneficios está el que mejora la digestión y evita inflamación, favorece la absorción de nutrientes, aumenta la síntesis de vitaminas, facilita la salud del sistema digestivo. Además de que promueve un sistema inmunológico saludable y actúa como barrera a la proliferación de bacterias perjudiciales. Así lo comentó la Dra. Ma. De Lourdes Patricia Ramírez Sandoval, infectóloga pediatra, miembro titular de la Academia Mexicana de Pediatría.

Ventajas del probiótico

La importancia de este nuevo probiótico es que funciona como un complemento alimenticio de fermentos lácticos vivos indicado para recuperar, mejorar y equilibrar la microbiota intestinal.

Lo anterior ante males como diarrea aguda, disbiosis bacteriana, colitis ulcerosa, enfermedad diverticular, síndrome de intestino irritable, entre otros.

Este probiótico sobrevive al tránsito gastrointestinal y persiste en el intestino hasta tres días después de la ingesta, promoviendo una mayor recuperación de la flora intestinal.

El nombre comercial del nuevo probiótico es Entolactis, y contribuye a promover una mejor salud gastrointestinal, tan necesaria en la población mexicana.

Los probióticos deben de cumplir con tres características:

1) Ser microorganismos vivos.

2) Conocer la cantidad o el número de unidades formadoras de colonias (UFC) contenidas en el producto probiótico.

3) Existir estudios clínicos que demuestren los beneficios para la salud.