La inversión en investigación y desarrollo de medicamentos de la industria farmacéutica en España alcanzó el año pasado los 1.211 millones de euros. Esto supone un nuevo récord histórico del sector y la confirmación de la tendencia creciente de esta partida en los últimos años. Así, 2019 cerró con un crecimiento del 5,2 por ciento con respecto a la inversión en 2018. Estos datos se desprenden de la última Encuesta sobre Actividades de I+D que Farmaindustria realiza entre sus asociados.

En cuanto a esta inversión I+D en España, un 18 por ciento de los 1.211 millones de euros se dedicaron a investigación básica y preclínica. Es decir, 218 millones de euros. Cerca del 60 por ciento se dedicó a investigación clínica (714 millones de euros). La inversión en investigación llevada a cabo por la industria farmacéutica en esta fase ha aumentado a un ritmo medio anual acumulativo del 4,8 por ciento en los últimos 10 años.

En total, son 260 millones de euros los que se destinan a estas fases más complejas de la investigación biomédica, lo cual supone un impulso para situar a España como una referencia internacional en este ámbito.

Inversión I+D en España

Entre otros datos, cabe destacar que todas las comunidades autónomas captaron inversiones extramuros por parte de la industria farmacéutica innovadora. Destacan Madrid y Cataluña, que acapararon el 28 y 25,7 por ciento, respectivamente, del total de la inversión.

En cuanto a la inversión en I+D en España en biotecnología, el conjunto de la industria farmacéutica ha invertido un total de 321 millones de euros. Este dato supone el 26,5 por ciento del gasto en I+D farmacéutica. El 35 por ciento de las compañías utilizan la biotecnología o alguna herramienta de origen biotecnológico en la fase preclínica. Igualmente, el 51 por ciento la utilizan en la fase clínica. El 89 por ciento de los laboratorios que utilizan la biotecnología en la fase clínica desarrollan totalmente o parcialmente estas actividades en España.