Jesús Romano, Granada.-Lejos de un posible acercamiento de posturas y de una eventual reanudación de las relaciones entre los Colegios de médicos andaluces y la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la brecha abierta entre las ocho instituciones y el Gobierno regional no sólo no ofrece visos de cerrarse, sino que el distanciamiento se continúa acentuando con cada paso que Ejecutivo autonómico da en su empeño por conseguir que la libre colegiación de los facultativos que trabajan para la Administración Pública sea una realidad. A pesar de la situación, aún existe la confianza, por parte de las entidades colegiales, en que las iniciativas adoptadas en los dos últimos años no afectarán al correcto funcionamiento de las mismas. "Los Colegios, en definitiva, van a seguir existiendo, lo quiera o no el señor Francisco Vallejo", consejero de Salud, ha manifestado, recientemente, en declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO el actual secretario del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, y presidente del Colegio granadino, Pedro Barranco -quien ha sustituido en el cargo a Antonio Luna Fantony, a su vez, presidente del Colegio jienense-.

El doctor Barranco asegura que, pese a que la Administración andaluza "quiere hacerlos desaparecer", los Colegios de médicos no se han visto afectados por los avances normativos emprendidos por la Junta de Andalucía para establecer la colegiación voluntaria. "Hasta la presente, no ha repercutido en las colegiaciones ni al funcionamiento de las instituciones y ésas han sido, precisamente, la causas por las que la Junta ha seguido empeñada en la aprobación de decretos como el del Código Numérico Personal", que tiene como objeto permitir la identificación de los profesionales sanitarios que trabajen para la Administración Pública cuando tengan que suscribir documentos oficiales sobre procesos asistenciales y prestaciones sanitarias, en sustitución del número de colegiado.

"Para los médicos, sin embargo, es un orgullo estar agrupados, poder relacionarse con profesionales de su mismo colectivo y saber que estas instituciones trabajan para defender sus derechos y sus intereses", añade el máximo representante de los médicos de Granada, quien tacha de "cabezonería" la actitud adoptada por la Consejería andaluza de Salud.

A su juicio, "mientras esté Vallejo en el cargo, no habrá buenas relaciones con los Colegios", a pesar de que "el Consejo Andaluz está con los brazos abiertos, dispuesto a solucionar esta situación que es fruto de una falta absoluta de diálogo", propiciada por el hecho de que "este señor no da lugar a hablar". "Es una persecución contra nosotros, que ralla el extremismo, algo personal, que demuestra que el consejero no quiere saber nada de los Colegios ni de los médicos", apostilla, al tiempo que asevera que si estas entidades "no existieran, habría que crearlas".

En este contexto, Pedro Barranco ha valorado la actitud del Gobierno central y el apoyo del Consejo General de Colegios de Médicos "que están haciendo una labor excelente en la defensa de los intereses de los médicos andaluces", como lo demuestra el recurso presentado por el Ejecutivo contra el decreto del Código Numérico Personal, tal y como adelantó este diario.

"Lo normal sería que la Junta de Andalucía hubiera paralizado el avance normativo para la consecución de la exención de la colegiación "hasta que el Tribunal Constitucional se pronunciara al respecto" y emitiera su fallo con respecto a los recursos presentados hasta la fecha contra las citadas normas autonómicas, ha indicado Barranco Bueno, quien, sin embargo, incide en que esta negativa de la Administración regional responde a su intención de mantener el enfrentamiento y la confrontación con los Colegios de médicos de la comunidad.