El análogo de la LHRH, Zoladex (goserelina), es el primer producto de su clase terapéutica que ha incorporado un sistema de protección de la aguja en sus dos presentaciones de 3´6 mg y trimestral de 10´8 mg, "lo que evitará cualquier pinchazo accidental tras su administración", según señala el laboratorio comercializador del producto, los Laboratorios AstraZéneca, en un comunicado oficial.

Mediante este nuevo sistema de seguridad, tras presionar el émbolo para la administración del producto, se activa un sistema automático de protección que va cubriendo la aguja por completo mientras esta se va retirando del lugar del pinchazo. De esta forma se evita el pinchazo justo en el momento en que resulta más peligroso. es decir, después de haber efectuado el mismo.

Los sistemas de protección de aguja se han mostrado como el medio más seguro de evitar estos pinchazos.