El laboratorio Takeda ha presentado los datos de la extensión abierta del estudio de fase 3 HELP, sobre profilaxis a largo plazo del angioedema hereditario. Los mismos se han dado a conocer en el Congreso Digital de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica.

La principal conclusión es que lanadelumab es bien tolerado y puede prevenir las crisis de angioedema hereditario durante un período de tratamiento prolongado. Todo ello con una reducción mantenida y constante de la frecuencia de crisis mensuales en diversos subgrupos de paciente.

En cuanto al análisis intermedio, el tratamiento con lanadelumab 300 mg cada dos semanas fue bien tolerado. Además,  redujo eficazmente la frecuencia de crisis durante un período de tratamiento ampliado en pacientes con características demográficas y de la enfermedad diferentes.

Extensión del estudio HELP3 en las crisis de angioedema hereditario

En primer lugar, el estudio de fase 3 HELP original se realizó en 125 pacientes de 12 años o más durante 26 semanas. Esto lo convierte en el mayor estudio aleatorizado y controlado sobre la prevención de crisis de angioedema hereditario.

A continuación, la extensión abierta del estudio HELP se diseñó para evaluar la seguridad y la eficacia a largo plazo de lanadelumab durante un máximo de 2,5 años y finalizó en noviembre de 2019. Los resultados de la extensión abierta del estudio HELP demostraron que el perfil de seguridad de lanadelumab concuerda con los resultados originales del estudio HELP.

“Las crisis de angioedema hereditario son imprevisibles, suelen ser dolorosas y pueden ser debilitantes para las personas afectadas”, explica Donatello Crocetta, director médico de Takeda.

En este sentido,  el experto quiso destacar que“estos datos son emocionantes, ya que nos ayudan a conocer mejor la capacidad de lanadelumab para lograr una prevención mantenida y reducir la frecuencia de las crisis de angioedema hereditario a largo plazo, en pacientes de características demográficas variadas”.