Los neurólogos han dado a conocer los datos del Registro Nacional COVID-19 de la Sociedad Española de Neurología. Se trata 232 casos con consecuencias neurológicas recogidos desde el 17 de marzo al 6 de junio. Los mismos se van a mostrar de forma pormenorizada en el I Congreso Nacional COVID19.

Entre los datos más destacados, resalta que un 21,9 por ciento de las consecuencias neurológicas fueron encefalopatía/encefalitis. Los síndromes más frecuentes fueron: síndrome confusional leve o moderado (33 por ciento) y encefalopatía grave o coma (9,8 por ciento).

En cuanto a patologías vasculares, representaron un cuarto (26,7 por ciento) de los casos recogidos en este registro nacional. El 85 por ciento fueron infartos cerebrales (ictus isquémicos) y el 11,3 por ciento hemorragias cerebrales. La edad media fue de 67 años y el 64,5 por ciento fueron varones. El tiempo medio entre el inicio de síntomas respiratorios y neurológicos fue de 11 días en el caso de los ictus isquémicos. Este ascendía a 12,5 días en el caso de los hemorrágicos.

Asimismo, requirieron ingreso en UCI el 30,6 por ciento de los pacientes y la mortalidad fue del 16,1 por ciento. El 62,9 por ciento de los casos fueron considerados como probablemente relacionada con el virus.

Análisis de las consecuencias neurológicas

Otros datos que analiza este Registro COVID-19 SEN es el tiempo medio entre el inicio de la infección y la clínica neurológica fue de ocho días. Estos coinciden con los días de mayor gravedad de la infección respiratoria (del séptimo al décimo día).

En cuanto a las pruebas realizadas a estos pacientes, se practicó punción lumbar en un 60,8 por ciento de los casos. Se detectó PCR positiva para el virus sólo en un caso. Se realizó resonancia craneal en el 47 por ciento de los pacientes. Esta se mostró alterada tan sólo en el 7,3 por ciento; y electroencefalograma en el 41,3 por ciento, alterado en el 61,9 por ciento por lo que fue la prueba más sensible en estos pacientes.

Por último, en cuanto a los pacientes con consecuencias neurológicas, el 35,3 por ciento de los casos pertenecía a Madrid. A estos le seguían Cataluña (13,7 por ciento) y País Vasco (9,8 por ciento).  El 58,8 por ciento de los pacientes fueron hombres, con una edad media de 69,1 años.