De acuerdo con la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, México ocupa el tercer lugar mundial en realización de cirugías estéticas solo por debajo de Estados Unidos y Brasil, país que ocupa el primer lugar.

De acuerdo con los especialistas en medicina estética, los pacientes se interesan cada vez más en procedimientos de mínima invasión que permitan resultados naturales y con recuperaciones más rápidas y menos dolorosas.

En respuesta a esta necesidad, Medi-Royal, una empresa mexicana con 40 años en el giro de venta y distribución de equipo médico especializado, presenta en México nuevos dispositivos  que permiten resultados para rejuvenecimiento, reducción de peso, entre otros tratamientos.

Procedimiento sin anestesia para el control del envejecimiento

El avance de los equipos de ultrasonido micro focalizado llega a la práctica estética con el nombre de UltraformerIII  para ayudar la producción de colágeno y elastina, provocando un efecto de tensado y lifting, una tecnología que no requiere anestesia, no tiene efectos secundarios, ni contraindicaciones ya que no requiere cirugía.

Los expertos desarrolladores de Medi Royal son los encargados de ofrecer capacitaciones a los médicos que quieran incursionar con estas nuevas tecnologías, ya que, dependiendo de cada paciente se requiere trabajar con diferentes profundidades de la dermis.

Efecto liposucción sin cirugía

Retirar el exceso de grasa localizada a través de cirugía implica riesgos, un amplio lapso de recuperación y puede traer consigo complicaciones al paciente, aunque se trate de una baja probabilidad, existe.

Esta inquietud se ve minimizada y prácticamente nula cuando se trata de procedimientos de mínima invasión como los que realiza el equipo Scizer, especializado en remodelación corporal a través del ultrasonido Macro focalizado, que utiliza la energía HIFU para destruir de forma permanente las células grasas y a la vez estimula la producción de nuevo colágeno, lo que proporciona un efecto de tensado de la piel.

Seguridad de mínima invasión

La utilización de energía HIFU consta de procedimientos no invasivos que no requieren hospitalización, uso de anestesia o cuidados intensivos ya que las células grasas destruidas son desechadas a través del sistema linfático, es decir, no es necesario colocar drenajes.

Esto le brinda al paciente la ventaja de poder incorporarse a su vida cotidiana inmediatamente después del procedimiento, siendo la única recomendación no utilizar analgésicos ni antiinflamatorios para permitir una producción óptima de colágeno y elastina de manera natural.

Además es una opción segura para poder tratar el sobrepeso de manera integral de la mano de especialistas sobre todo por los efectos que la pandemia trajo sobre la población.