Lung Ambition Alliance ha presentado nuevos resultados que avalan el programa de cribado de cáncer de pulmón como coste-efectivo. En concreto, así lo desvela reciente análisis de coste-efectividad basado en los criterios del estudio NELSON.

Según estos datos, sería coste-efectivo (2.345€/AVAC). Estos resultados estarían en línea con el coste-efectividad de otros programas de cribado ya financiados en España. Es el caso del cribado en cáncer colorrectal (2.154€/AVAC), mama (15.000€/AVAC) o cérvix (18.646€/AVAC). También estaría por debajo del umbral de disponibilidad a pagar por AVAC ganado planteado recientemente en España situado en torno a los 21.000-25.854€/AVAC.

Cabe recordar que, en los últimos 15 años, varios estudios han demostrado el valor del cribado de cáncer de pulmón en personas de alto riesgo. En el año 2020 se publicaron los resultados del estudio NELSON. Este evidenció que hacer TACs de baja dosis reduce el riesgo de muerte a 10 años un 26 por ciento en varones y hasta un 61 por ciento en mujeres. Además, ponía de manifiesto que no es necesario repetir la prueba cada año y abre el intervalo entre TACs y añadía factores de riesgo como padecer enfisema.

Programa de cribado de cáncer de pulmón

Sobre estos datos se manifestaba Laureano Molins, jefe del Servicio de Cirugía Torácica Hospital Clínic de Barcelona y coordinador nacional de Lung Ambition Alliance España: “El reciente análisis de coste-efectividad del cribado en cáncer de pulmón en España basado en el ensayo clínico NELSON aporta información relevante sobre la eficiencia de esta opción. Este análisis muestra una relación coste-efectividad muy favorable y fundamentada principalmente en los beneficios y la optimización del manejo del cáncer de pulmón asociados al aumento del diagnóstico en estadios tempranos. Aunque hacer un TAC de baja dosis tiene un coste elevado, el tratamiento de los pacientes con cáncer de pulmón a los que se les administra quimioterapia y/o inmunoterapia, supone un gasto muy superior al del paciente que puede ser intervenido quirúrgicamente. Gracias a la operación realizada tras un diagnóstico precoz mediante cribado, un 80 por ciento de los pacientes vivirán”.

En cuanto los retos a superar, es necesario superar ciertas limitaciones. Entre ellas identificar de forma correcta a la población diana. También el incluir los costes asociados de los falsos positivos y el sobrediagnóstico.