Redacción.- El número total de consultas médicas atendidas en los 431 centros que conforman la red sanitaria extrahospitalaria pública del País Vasco en el año 2001 fue de 11,8 millones, un 1,4 más respecto al año 2000, lo que significa que cada habitante de dicha comunidad autónoma acudió una media de 5,7 veces a la consulta de un médico en los centros extrahospitalarios, según datos del Instituto Vasco de Estadística (Eustat). Este promedio fue algo mayor entre los menores de 14 años, que visitaron una media de 5,9 veces al pediatra, e inferior entre la población adulta que acudió al médico de familia, una media de 4,5 veces.

Según los datos de Eustat , y teniendo en cuenta el tipo de asistencia, los niveles de Atención Primaria y Especializada reflejaron un crecimiento desigual. En el ámbito de la Primaria, los 8,2 millones de consultas de Medicina general significaron un incremento del 1,5 por ciento respecto al año 2000; en cambio, Pediatría, con 1,3 millones de consultas, mantuvo el mismo nivel de actividad del año anterior; ambos grupos acapararon el 81 por ciento de las consultas. Por otra parte, la Atención Especializada, con 2,3 millones de consultas, experimentó un aumento del 1,8 por ciento respecto al año 2000.

Por otra parte, y también según datos de Eustat, la Sanidad pública vasca incrementó un 5,7 por ciento el gasto en asistencia extrahospitalaria, crecimiento nominal algo superior al que experimentó el conjunto de la economía vasca en ese mismo año, que se cifró en un 5,4 por ciento, medido en términos de Producto Interior Bruto (PIB).