Un análisis de sangre podría predecir la aparición de tuberculosis entre tres y seis meses antes de que aparezcan los primeros síntomas, gracias a un hallazgo de investigadores del University College de Londres (UCL). Este diagnóstico precoz podría hacer más efectivo el tratamiento con antibióticos y reducir la mortalidad. El estudio ha sido publicado en The Lancet Respiratory Medicine.

Los científicos trataron de identificar qué firmas de expresión génica podrían emplearse para predecir la tuberculosis en una etapa muy temprana y antes de que aparezcan los síntomas. Las firmas de expresión génica son mediciones únicas o combinadas de niveles de productos génicos específicos y se están probando en una variedad de patologías para mejorar el diagnóstico, el pronóstico o la predicción de la respuesta al tratamiento. Estas herramientas ya se están empleando en el abordaje de enfermedades oncológicas.

Comparativa de muestras de sangre

Los investigadores realizaron en la primera fase del estudio una revisión sistemática de las firmas genéticas publicadas que están presentes en muestras de sangre de pacientes con tuberculosis y las compararon con las de personas sanas. En total, se identificaron 17 firmas de expresión génica candidatas para tuberculosis y se analizaron en más de 1.100 muestras de sangre en conjuntos de datos publicados de Sudáfrica, Gambia, Etiopía y Reino Unido.

Las muestras eran de candidatos que no tenían síntomas de la enfermedad en el momento en que se realizó el análisis de sangre. Posteriormente se hizo un seguimiento de esas personas seleccionadas para identificar cuáles desarrollaron la tuberculosis en los meses siguientes.

Los resultados de la investigación indican que ocho de estas firmas, incluida la medición de la expresión de un solo gen, podían predecir el diagnóstico de tuberculosis en un plazo de tres a seis meses, lo que está dentro de la precisión requerida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para nuevas pruebas de diagnóstico. Esta precisión temporal se consiguió al revelar las respuestas inmunitarias de los pacientes a las bacterias antes de que se desarrollen los síntomas de la enfermedad.

“Una esperanza real”

Rishi Gupta, investigador del Instituto para la Salud Global del UCL y autor principal de la investigación, ha manifestado que “la aparición de estas pruebas de firma de expresión génica puede ayudar al diagnóstico y al tratamiento temprano, y proporciona una esperanza real para el manejo de enfermedades infecciosas”.

“Hemos identificado muchas firmas para reconocer la aparición de la tuberculosis, lo cual es sumamente alentador, ya que puede mejorar la detección temprana. Un mayor desarrollo de estas pruebas podría ayudar a identificar a las personas que se beneficiarán más del tratamiento antibiótico preventivo, con el objetivo de reducir la aparición de tuberculosis”, ha explicado el Dr. Gupta, quien ha recordado que la tuberculosis es una de las diez primeras causas de muerte, y en 2018 provocó el fallecimiento de 1,5 millones de personas.

Por su parte, Mahdad Noursadeghi, también autor de la investigación y profesor del University College de Londres, ha señalado que “cerca del 25% de la población mundial ha sido infectada con la bacteria que causa la tuberculosis. La mayoría de estas personas no tienen síntomas ni pueden transmitir la enfermedad”.

La cuestión es conocer los factores por los que se desarrolla y propaga la tuberculosis: “Actualmente no sabemos qué pacientes tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad después de ser infectadas. Si podemos identificarlas, será posible tratar su infección de forma preventiva y evitar que se contagie a más personas”.

“Nuestra investigación ha detectado las firmas genéticas en la sangre que son más prometedoras para identificar a las personas con riesgo de desarrollar esta infección mortal. El diseño futuro de un análisis de sangre basado en estos hallazgos podría favorecer de forma muy positiva a los esfuerzos para reducir el impacto y la propagación de la tuberculosis”, ha concluido Mahdad Noursadeghi.