Mónica Martín, Madrid.- Guillermo Sierra, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), se ha puesto en contacto con el subsecretario de Sanidad, Pablo Vázquez, con la intención de solicitarle la creación, "cuanto antes", de una mesa de negociación en la que estén representadas las organizaciones afectadas por las guías de la OPE extraordinaria. "Nuestro objetivo es que la oferta salga adelante y que se termine con una situación terriblemente injusta para los médicos interinos", adelantó este facultativo a EL MEDICO INTERACTIVO.

Aunque dicha conversación aún no se ha producido, Sierra confía en que Vázquez contacte con la OMC antes de que finalice la semana para poner fin a una postura que el presidente colegial tilda de "discriminatoria". "Lo que realmente es importante, y queremos transmitirle a Sanidad, es que ha de consensuar con todas los agentes implicados (sindicatos, Anfei y la Plataforma de Médicos Afectados)las interpretaciones que se han de hacer de las guías de valoración del baremo de la OPE extraordinaria de consolidación de empleo, y no dejarlo al libre albedrío", subrayó el presidente.

Pese a que desde la OMC se sienten una parte afectada al representar a todos los facultativos españoles, su presidente ha nanifestado que no quieren ningún protagonismo en esa mesa negociadora y que sólo buscan su creación en aras de encontrar soluciones a un asunto tan importante "que puede repercutir de forma negativa en la calidad de la asistencia", apuntó. "Tenemos la obligación de armonizar este aspecto de la profesión que se puede interpretar desde puntos tan dispares", agregó.

El primero en dar la voz de alarma sobre la posible ilegalidad de las mencionadas guías fue el secretario de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, quien abogó por la retirada de dicho documento por "contravenir el espíritu de la Ley 16/2001",tal y como informó en su momento EL MEDICO INTERACTIVO.

Para Rodríguez Sendín es importante recalcar que todas las partes han manifestado su disconformidad con la valoración de los baremos establecida por el Ministerio "que, a fin de cuentas, es el responsable último de todo lo que está ocurriendo", explicó el secretario colegial.

"Hemos pedido públicamente, con informes jurídicos en la mano que atestiguan nuestra postura, que se produzca un encuentro con los implicados y se ha hecho caso omiso. Ahora lo hacemos de manera directa y esperamos que sea antes de que salgan los baremos en las 10 provincias afectadas", añadió Sendín.

Por su parte, el portavoz de la Plataforma de Médicos Afectados y presidente del Sindicato de Interinos AISS, Samuel Amselem, ha hecho hincapié en que Sanidad no debe equivocarse de interlocutor, los médicos, "por derecho propio y subjetivo, ya que somos los que inicialmente pedimos y negociamos la ley", señaló. Sin embargo, Amselem ha manifestado su conformidad con que la negociación la saquen adelante los sindicatos en representación de todas las voluntades.

Tanto los representantes de la OMC como las organizaciones sindicales, así como el portavoz de la Plataforma de Médicos Afectados, están de acuerdo en señalar que cabe la posibilidad de que algún grupo minoritario esté interesado en que la OPE no siga adelante y está presionando al Ministerio. "No se entiende que si todos estamos de acuerdo Sanidad vaya por otro camino. Queremos que se siente con nosotros y nos explique porqué quiere cargarse la ley o que manifieste su intención en la búsqueda de soluciones", argumentó Amselem.

De seguir adelante la situación como hasta ahora, el secretario de la OMC, los representantes sindicales y el portavoz de los facultativos afectados han dejado clara su intención de impulsar a los médicos a que impugnen los fallos de los tribunales seleccionadores, y, si llega el caso, a paralizar la OPE extraordinaria.