El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha asegurado que lo “más rápido” acabar con la pandemia es aumentar “drásticamente” la fabricación de vacunas y garantizar el “acceso equitativo” a las mismas.

En el encuentro, el director general de la OMS ha avisado de que la pandemia del coronavirus está “muy lejos” de terminar y ha destacado el acuerdo alcanzado en la Asamblea Mundial de la Salud, celebrada esta semana, de garantizar el acceso equitativo de las vacunas.

“He pedido a los líderes mundiales que respalden el avance masivo de la vacunación para poder vacunar al 10 por ciento de la población mundial en septiembre y al 30 por ciento a finales de año. Además, tenemos que vacunar a 250 millones de personas más en países de ingresos bajos y medios, priorizando a los profesionales sanitarios y a los grupos de mayor riesgo. Si los países comparten las dosis con Covax podremos alcanzar estos objetivos y salvar vidas”, ha zanjado.