Redacción, Toledo.- En el transcurso de la sesión de clausura de la XXI reunión científica de la Sociedad Española de Epidemiología y la Federación Europea de la Asociación Internacional de Epidemiología, que tuvo lugar del 1 al 4 de octubre en Toledo, se debatió sobre el papel de la epidemiología y la salud pública en la prevención de la violencia.

En este acto de clausura intervinieron los prestigiosos doctores Klaus Peter Strohmeier, de la Facultad de Sociología de la Universidad de Ruhr (Bochum, Alemania), Alexander Butchart de la oficina de la Organización Mundial de la Salud de la región europea y Jonathan Shepherd, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Gales (Reino Unido).Los principales líneas de exposición se centraron en el importante papel preventivo que deben poseer las políticas sociales y las infraestructuras sobre el factor de riesgo que constituye el propio entorno de las áreas urbanas en función del diferente nivel de peligrosidad identificado.

En este sentido, los expertos reunidos en la capital toledana,expusieron las principales recomendaciones de la OMS para la reducción de la violencia, entre las que cabe destacar el desarrollo de planes nacionales de acción multisectorial, la mejora de los servicios de información, la promoción de la prevención primaria, el fortalecimiento de los servicios destinados a víctimas, la integración de las estrategias de prevención en las políticas sociales y de educación, y la búsqueda de alianzas consensuadas frente al consumo de drogas y el comercio de armas.