Redacción, Madrid.- El presidente de la Organización Médica Colegial, Guillermo Sierra, ha reclamado un nuevo sistema de gestión de las listas de espera de la Sanidad que "esté dirigido por profesionales y no por gestores", a fin de que el criterio que determine su funcionamiento sea el de "la urgencia y la prioridad de las patologías". Sierra, que compareció este jueves ante la Comisión de Estudio para la Reducción de las Lista de Espera Diagnóstica de la Asamblea de Madrid, aseguró que "los más débiles son los que más sufren este problema" porque actualmente el único modo de sortear las demoras es "a través de las urgencias (hospitalarias) o de las influencias". "Si las listas afectaran a todos por igual, se pondría una solución", afirmó.

Tras asegurar que "las medidas de choque no solucionan este problema, sino que provocan un efecto rebote" en el sistema sanitario, el representante profesional demandó la aplicación de "criterios científicos y profesionales" en la gestión de las listas de espera. "Eso sólo lo puede hacer un médico, que es quien conoce las enfermedades", apuntó.

Un punto más del PIB

Durante su intervención, Sierra también se mostró convencido de que "todos los Gobiernos manipulan las listas de espera" y de que "este problema no se solucionará nunca". Por ello, apuntó como una prioridad para el sistema regional de salud el incremento en un punto del porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) regional que se destina a la financiación de la sanidad.

Los políticos, de acuerdo

El portavoz del PSOE en la comisión, Eduardo Sánchez Gatell, manifestó el "altísimo grado de coincidencia" de su grupo con los planteamientos de Sierra y destacó la necesidad de que las listas de espera se aborden con "información y transparencia" y "se prioricen con criterios de salud y no con criterios administrativos".

También coincidente con Sierra se manifestó la representante de IU, Caridad García, quien incidió, además, en que, "a día de hoy", los grupos parlamentarios de la Cámara no conocen "cuántas personas" integran la lista de espera diagnóstica. De la misma forma, planteó sus dudas de que los datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad sean "fiables".

Por su parte, el portavoz del PP, Jesús Fermosel, que también calificó la intervención de Sierra como "muy positiva", se manifestó de acuerdo con que las listas de espera "no deben ser un arma arrojadiza entre los políticos" y que éstas deben seguir "criterios científicos, humanos y sociales".

Nuevo programa de consultas

Ante la comisión también compareció la directora general de Calidad, Acreditación, Evaluación e Inspección, Elisa Borrego, quien anunció que la Consejería de Sanidad y Consumo ha puesto en marcha un Programa de Evaluación de Consultas Externas y Pruebas Diagnósticas con el objetivo de "mejorar la gestión y certificar la veracidad de los datos que se manejan en el sistema de información".

Borrego explicó que esta iniciativa permitirá "mejorar la gestión de las agendas sanitarias y de la lista de espera diagnóstica y ratificar que los datos que maneja la Consejería de Sanidad son, efectivamente, un fiel reflejo de la situación de la espera diagnóstica".

El nuevo programa revisará la definición y planificación de las agendas de los especialistas, a fin de "mejorar su gestión y evitar situaciones que perjudiquen al paciente". Asimismo, se encargará de garantizar que "no existan agendas cerradas", es decir, "pacientes computados en lista de espera, pero no citados por existir un desfase entre la demanda y el tiempo de programación de la agenda".