El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza gestiona sus procesos de contratación sin “discriminación” alguna y tratando a todos los aspirantes “por igual”, según ha defendido Nekane Murga, consejera de Salud del Gobierno Vasco. La titular de la Sanidad vasca ha respondido así en el Pleno de Control que celebra el Parlamento Vasco a una pregunta de EH Bildu sobre las irregularidades detectadas en la Oferta Pública de Empleo 2016-2017 de Osakidetza. Según esta formación política, se ha “blindado” un modelo de personal basado en el “chantaje” y las contrataciones “fraudulentas”.

En su intervención, Rebeka Ubera, parlamentaria de EH Bildu, ha reprochado a la actual consejera que haya optado por seguir la “senda” de su antecesor, Jon Darpón, quien presentó su dimisión en marzo tras conocerse el presunto fraude en la OPE del Servicio Vasco de Salud.

Ubera ha denunciado que el Departamento de Salud se dedica a “mentir y engañar” a los ciudadanos, con el fin de “mantener un modelo clientelar basado en el miedo, el engaño, el chantaje y la contratación fraudulenta”. La parlamentaria  ha recriminado a la consejera “la desvergüenza” del Servicio Vasco de Salud por tratar de personarse en la investigación judicial como parte “perjudicada” debido a las irregularidades.

Responsabilidad y compromiso

Nekane Murga, en su respuesta, ha alegado que Osakidetza “no ha eludido en ningún momento” sus responsabilidades en relación con los procesos de selección de personal. “Desde el primer momento se asumió la responsabilidad y el compromiso, valorando la competencia y capacidad de los candidatos en igualdad de condiciones”, ha comentado.

Asimismo, ha incidido en que el Servicio de Salud realiza sus procesos de contratación sin “discriminación” alguna y garantizando a “a todos por igual” las mismas oportunidades. Según ha informado, Osakidetza ha presentado un segundo recurso contra la decisión de la jueza que instruye este caso de rechazar la personación del Servicio Vasco de Salud en el proceso como parte perjudicada.