El Consejo de Gobierno Vasco ha aprobado la convocatoria de la Oferta Pública de Empleo (OPE) 2018-2019 de Osakidetza, que contará con 3.103 plazas, que abarcan  la totalidad de las categorías profesionales, entre las que se incluyen 953 plazas de nueva creación que obedecen a la tasa de estabilización. Con esta medida satisface parte de las demandas de las centrales con representación en la mesa sectorial y de los colectivos sanitarios que trabajan en la Sanidad vasca. La consejera de Salud, Nekane Murga, ha informado de que los exámenes arrancarán en 2020 y se realizarán durante los próximos tres años.

Entre las plazas que se sacarán a concurso, la consejera ha destacado, visiblemente satisfecha, que, además de las vacantes generadas en los dos últimos años -1.083 plazas de reposición de 2018y 1.067 plazas de reposición de 2019-, se hallan 953 plazas de nueva creación, “fruto de la mayor ampliación de plantilla que se llevará a cabo en la historia de Osakidetza”. “Esta nueva convocatoria es una muestra más del compromiso del Gobierno Vasco por el empleo estable y de calidad”, ha defendido en línea con lo que viene sosteniendo desde que accedió al cargo de responsable de la Sanidad pública vasca.

La OPE  2018-2019 contará con 3.103 plazas, que incluyen 953 plazas de nueva creación que responden a la tasa de estabilización. La consejera ha indicado que la creación de estas nuevas plazas tiene como objetivo “responder a la creciente demanda sanitaria, la necesidad de relevo generacional, la puesta en marcha de nuevos servicios e infraestructuras, y el abordaje de planes y proyectos estratégicos de gran impacto”.

Rebajar la eventualidad de la plantilla

La plantilla estructural de Osakidetza pasará  de este modo de 26.543 a 27.496 trabajadores, lo que ha indicado que supone una reducción de un 4 por ciento de la eventualidad.  Sin embargo, Nekane Murga no ha explicado  cuál es la tasa de eventualidad actual, porque varía en función de las necesidades de Osakidetza.  Según ha apuntado, “se trata de la ampliación de plantilla más importante que se lleva a cabo en Osakidetza, superior incluso a la que se realizó con la apertura del Hospital de Urduliz, cuando se crearon 700 nuevos puestos de trabajo”, ha subrayado Murga.

La responsable de la Sanidad vasca también ha explicado que la Administración sanitaria vasca se encuentra a la espera de la confirmación oficial por parte del Juzgado de Vitoria-Gasteiz sobre las categorías de  Neurofisiología y Neurocirugía en la OPE de 2016/2017 y ha asegurado que, si se confirma la ampliación de la investigación, se procederá a la suspensión cautelar de ambas categorías.