Redacción, Madrid.- “El diagnóstico de la osteoporosis y el tratamiento de estos pacientes corresponde al cirujano ortopédico y traumatólogo (COT)”, esta es una las principales conclusiones de la Encuesta sobre Osteoporosis, realizada por el Grupo de Estudio e investigación en osteoporosis de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT).

Esta encuesta, en la que han participado más de 400 especialistas, se encuadra en la “Década de los huesos y las articulaciones”, iniciada en el año 2000, y en la Fundación Internacional de Osteoporosis con el objetivo de conocer qué ha ocurrido con esta enfermedad en los últimos años, cuál es su situación actual y la línea de futuro a seguir.

El jefe del servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología (COT) del Hospital Miguel Servet de Zaragoza y coordinador del Grupo de Osteoporosis SECOT, profesor Antonio Herrera Rodríguez señala que “el valor de esta encuesta es muy importante, ya que ha permitido a la SECOT conocer el grado de implicación en el campo de la osteoporosis de los especialistas españoles en Cirugía Ortopédica y Traumatología (COT)”. “Clásicamente “continúa Herrera Rodríguez- se pensaba que nuestra tarea era solamente tratar sus consecuencias, es decir, las fracturas. sin embargo, la encuesta ha demostrado que el especialista en COT trata la osteoporosis como enfermedad”.

Otra de las conclusiones a las que se llega en el estudio es que los pacientes son remitidos a los cirujanos ortopédicos y traumatólogos fundamentalmente por reumatólogos (48 por ciento) y Medicina de Familia (47 por ciento), “en cualquier caso el número de pacientes es aún reducido”, en opinión de esta entidad científica.

En la encuesta también se ha indagado sobre los factores de riesgo, diagnóstico y tratamiento de la patología. Así, los datos confirman que el 95 por ciento de los especialistas considera la osteoporosis como la principal causa de la fractura de cadera.

Con respecto al diagnóstico, la encuesta revela que el 42 por ciento de los entrevistados ante la sospecha de osteoporosis en un paciente iniciaría un estudio correspondiente y sólo un 3 por ciento lo haría siempre.

Asimismo, el 76 por ciento de los especialistas determinaría la densidad mineral ósea del paciente y evaluaría los resultados, el 19 por ciento lo remitiría a especialistas de osteoporosis de su área. Cuando el especialista se encuentra con un paciente con diagnóstico confirmado, el 76 por ciento de los entrevistados le trataría él mismo.

La encuesta revela, además, que el 75 por ciento de los especialistas entrevistados considera que tienen que ser los cirujanos ortopédicos/unidad de osteoporosis/enfermera los que estudien a los pacientes con fracturas secundarias a causa de la enfermedad, el 32 por ciento afirma que deben ser los reumatólogos o endocrinos. Con respecto al tratamiento de estos pacientes la tendencia es similar, el 73 por ciento dice que es tarea del Cirujano ortopédica/unidad de osteoporosis/enfermeras y el 37 por ciento el endocrino o reumatólogo.

Otro de los apartados en este estudio ha sido la edad recomendada para la determinación de la densidad mineral ósea (DMO). Los entrevistados recomendarían la DMO a una mujer con factores de riesgo principalmente a los 50 años “50 por ciento- ó 60 años (20 por ciento).

“Creemos -afirma el Prof. Herrera Rodríguez- que debemos insistir en las medidas de prevención primaria de la osteoporosis y en la necesidad de lograr un buen pico de masa ósea en el adulto joven. Además, debemos potenciar las recomendaciones sobre prevención entre los 50-65 años de edad y establecer pautas de tratamiento basadas en la medición de la densidad mineral ósea (DMO) y el riesgo de fractura”. “Por otra parte, considero que debemos implicarnos en un programa de prevención de caídas en el anciano”, añade el coordinador.

Por último la encuesta ha puesto de manifiesto el interés de los especialistas consultados por la formación: así el 57 por ciento afirma que le gustaría tener más conocimientos en prevención y tratamiento de la patología. En este sentido, finaliza el coordinador del Grupo de Osteoporosis SECOT, es necesario “potenciar los programas de investigación e implicar a los especialistas en COT españoles en ellos”, además de “facilitar al especialista información sobre nuevos fármacos y, además, basar esta información en evidencias científicas de su eficacia”.