Los principales síntomas en los pacientes con síndrome de apneas-hipopneas obstructivas del sueño (SAHOS) son la somnolencia diurna y la fatiga que les restan calidad de vida y son la causa no solo de accidentes profesionales, sino también domésticos y de circulación.

De ahí la esperanza que muestran especialistas y pacientes después del dictamen favorable de la EMA-Agencia Europea del Medicamentos, sobre Ozawade (pitolisant), desarrollado por la compañía francesa  Bioprojet, que se encuentra ya disponible para tratar a los pacientes que sufren el citado síndrome, que ha mejorado satisfactoriamente con el tratamiento primario del SAHOS, tanto en los que mantienen la presión positiva continua (PPC) como la de aquellos que no toleran la PCC.

el profesor Banderath, de Colonia en la rp de prensa de París de Bioprojet

El profesor Winfried Randerath, de Colonia.

El medicamento fue presentado la semana pasada en una rueda de prensa en París, donde se reunió una nutrida representación de periodistas de distintos países europeos, incluidos España.

Pitolisant es un antagonista /agonista inverso del receptor de la histamina H3 descubierto por Jean-Charles Schwartz. Al bloquear los autorreceptores de la histamina, pitolisant aumenta la actividad de las neuronas histaminérgicas cerebrales, un importante sistema de excitación con proyecciones extendidas a todo el cerebro.

El fármaco también aumenta la liberación de acetilcolina, noradrenalina y dopamina en el cerebro  y, de hecho, Ozawade ya estaba indicado en Europa y Estados Unidos para el tratamiento de la SDE y cataplexias en pacientes con narcolepsia.

El abandono del CPAP

El profesor Winfried Randerath, de la Universidad de Colonia, se refirió a un estudio realizado en Francia que indicaba que a los tres años el 47% de los pacientes habían dejado de utilizar el CPAP, una mascarilla conectada a una especie de ventilador que transmite un flujo continuo de aire por la nariz y que mantiene abiertas las vías áreas.

Randerath, del Instituto de Neumología de Colonia, reconoció que “en estos pacientes se comienza con CPAP, pero si no mejoran se buscan otras soluciones”. El profesor se mostró esperanzado con la nueva molécula desarrollada por Bioprojet y aprobada en mayo para el tratamiento de la AOS en adultos que no han mejorado con la CPAP.

“Pensamos que será el primer medicamento que combata la somnolencia excesiva sin los efectos secundarios de anteriores terapias”, coincidieron en señalar los expertos.

Jeanne-Marie Lecomte y Jean Charles Schhwartz,investiadores e impulsoores de bioprojet

Jeanne-Marie Lecomte y Jean Charles Schhwartz, investigadores e impulsores de Bioprojet.

Millones de pacientes

Según un gran estudio internacional de 2019, cerca de mil millones de adultos de entre 30 y 69 años estarían afectados por esta dolencia crónica “que desestructura el sueño y afecta a las actividades de la vida diaria y al estado de salud de los pacientes”.

En Europa, el SAHOS afectaría a 175 millones de personas. “En Francia y España si se consideraran las formas de moderadas a graves, definidas por 15 apneas o hipopneas o más por hora, la  prevalencia es del 4,8%.  El cuadro afectaría al menos a dos millones de franceses y españoles”.

Un síndrome que, según indicaron los especialistas, irá aumentando, sobre todo por el incremento de la obesidad, un factor de riesgo importante de SAHOS (el 70% de los obesos están afectados), pero también gracias a los avances diagnósticos.

“Aunque es un cuadro frecuente, todavía está ampliamente infradiagnosticado”, recalcó Jean-Charles Schwartz, director científico del laboratorio francés, creado en 1982 gracias a su propio impulso y al de Jeanne-Marie Lecomte, ambos doctores en Farmacia y Ciencias, con el propósito de acercar la investigación académica al desarrollo farmacéutico industrial, una práctica poco extendida en aquellos momentos.

En España para 2022

El fármaco, según explicaron, está en el mercado desde el año 2016 (para el tratamiento de la narcolepsia, no habiendo comprobado ningún abuso). En Francia y Alemania estará disponible en esta nueva indicación al final de este mismo año. “En España confían en tenerlo a disposición de los pacientes a lo largo del segundo semestre de 2022”.

“Con  Bioprojet persiguen un objetivo clave: apoyarse en trabajos originales de investigación fundamental para diseñar y desarrollar medicamentos que sean los primeros de nuevas clases terapéuticas”, recalcó Schwartz.

Para conseguirlo, Bioprojet está asociado con el Inserm, donde el investigador dirige una Unidad, y con laboratorios universitarios de Química terapéutica.

La eficacia y seguridad de pitolisant en el tratamiento en pacientes con SAOS se ha estudiado en dos ensayos clínicos (Harosa I y Harosa II) de Fase III, multicéntricos, aleatorizados, doble ciego, frente a placebo.

“En el primero, los pacientes fueron tratados con PPC. Pero aún se quejaban de SDE. En el segundo, los pacientes no toleraban el tratamiento con PPC y sufrían SDE”, explicó a EL MÉDICO INTERACTIVO el profesor Winfried Randerath, de la Universidad de Colonia, en plena coincidencia con su colega, el profesor Jean-Louis Pépin de Grenoble (Francia).

Jean Louis Pépin, profesor de Greoble

El profesor Jean-Louis Pépin, de Grenoble, Francia.

Sin incidentes cardiovasculares

Ambos estudios mostraron sobre todo una mejora significativa en la puntualización de la escala de somnolencia de Epworh (ESS) en pacientes tratados con pitolisant. “No se observaron incidentes cardiovasculares notables ni cambios significativos en la presión arterial y la frecuencia cardíaca”.

Como subrayó Charles Schwart, cofundador de Bioprojet, en el encuentro con los medios de comunicación,  Ozawade aporta una solución eficaz a todos los pacientes, ya sean tratados con PPC o sean intolerantes a este tratamiento.

“Los estudios HAROSA I y II mostraron que la administración de pitolisant no tiene ningún impacto sustancial en la presión arterial sistólica o diastólica y no aumenta el riesgo de hipertensión”, subrayaron los especialistas.

En consecuencia, “como  el modo de actuación fisiológica de Ozawade es diferente al de los psicoestimulantes, este hecho le confiere un perfil de seguridad favorable, fundamentalmente para una población que suele presentar comorbilidades metabólicas y cardiovasculares”, sentenciaron.

Síntomas peligrosos

Somnolencia, fatiga, trastornos de la vigilancia y riesgo de accidentes son los síntomas que presenta el SAHOS con un gran impacto en la actividad cotidiana de los pacientes en términos de calidad de vida, salud y seguridad. “Provoca una somnolencia diurna que afecta a la vida cotidiana; este tipo de somnolencia se acompaña, en la mayoría de los casos, de fatiga y trastornos del estado de ánimo, en particular de irritabilidad y síntomas depresivos”, insistió el profesor Jean-Louis Pépin.

El tratamiento se administra una vez al día por la mañana en el desayuno, antes del mediodía. Normalmente se tarda varios días en sentir el beneficio del tratamiento y la eficacia clínica se alcanza casi siempre al término de la tercera semana.

El Taller "Vida real" impartido por Marc Sapène

El doctor Marc Sapène, de Burdeos, impartió un Taller “Vida Real”.

Taller “Vida real”

“El médico reevalúa con regularidad la persistencia de la eficacia terapéutica y el control de una buena tolerabilidad del medicamento. Por otra parte, la reanudación de la PPC en los pacientes intolerantes, debe revisarse periódicamente y proponerse de nuevo a los pacientes en caso necesario”, explicaron los expertos en el encuentro con los medios en la capital francesa.

Para concluir la presentación de Ozawade, el doctor Marc Sapène, de Burdeos, realizó un taller, “Vida real”, sobre las herramientas diagnósticas y el manejo de la apnea obstructiva del sueño y evaluación de la somnolencia relacionada con la misma.

En el taller se pudo escuchar a pacientes afectados por esta patología contando sus experiencias vitales, y “cómo el sufrir esta dolencia les resta calidad de vida en su día a día”.