Mujer joven no fumadora es uno de los nuevos perfiles de paciente con cáncer de pulmón. Así lo ha indicado la Asociación para la Investigación del Cáncer de Pulmón en Mujeres (ICAPEM). “El paciente de cáncer de pulmón ha sido, tradicionalmente, un hombre maduro y fumador; sin embargo, eso está cambiando. Mientras que la enfermedad está siendo contenida entre los hombres, en las mujeres no deja de aumentar desde hace años”, han indicado desde la Asociación. Se calcula que en 2022 se realizarán en España unos 9.000 diagnósticos de esta enfermedad en mujeres.

Conocer este nuevo perfil de paciente mujer joven y no fumadora es relevante a la hora de realizar los diagnósticos, “para evitar que se den demasiado tarde”, han recalcado desde ICAPEM.

"No podemos pensar que por ser joven o no fumador no nos puede pasar. El cáncer de pulmón no es exclusivo ni de hombres, ni de mayores, ni de fumadores", han incidido. Por ello, la Asociación para la Investigación ha pedido un mayor esfuerzo “para conseguir diagnósticos más tempranos y revertir, así, la tendencia negativa que ha convertido al cáncer de pulmón en uno de los más letales”.

Paciente con cáncer de pulmón y embarazo

“Si bien sigue siendo una patología más frecuente en personas mayores, se ha observado un incremento de la incidencia entre pacientes jóvenes”, han dicho. En este sentido, han hablado de la coincidencia de la enfermedad con la gestación. “Esto supone un problema añadido por las limitaciones de tratamiento que implica el embarazo”.

El tabaquismo

ICAPEM también ha hablado del tabaquismo, que “sigue siendo la principal causa de cáncer de pulmón, pero no la única”. “Debemos comprender que, aunque la mayoría de los casos de cáncer de pulmón se dan en personas fumadoras, es posible desarrollar la enfermedad sin haber fumado”.

El cáncer de pulmón también puede deberse a otros factores, como la genética, la contaminación, los hábitos tóxicos. Además, la exposición a sustancias como el radón también pueden causar la enfermedad.

Apoyo a la investigación

Toda esta variedad de factores hace necesaria una mayor inversión en investigación, según han solicitado en ICAPEM. “Resulta necesario desarrollar tratamientos más especializados, personalizados y eficaces”. Igualmente, se requieren más recursos destinados a informar y concienciar a la población en relación con los síntomas del cáncer de pulmón.