Pacientes con diabetes piden prioridad para recibir la vacuna COVID. La solicitud de la Federación Española de Diabetes (FEDE) se ha traladado al Ministerio de Sanidad, en un encuentro en el que se han tratado también otras peticiones en materia de mejora de la atención y calidad de vida de todo el colectivo.

Así, la FEDE ha reclamado “la introducción de las personas con diabetes en el siguiente grupo de vacunación contra la COVID-19”. Según ha indicado, se trata de “un colectivo de riesgo por desarrollar complicaciones ante una posible infección”. La Federación ha informado de que el Ministerio de Sanidad “se ha comprometido a analizar y a tener en cuenta” su solicitud a la hora de definir los próximos colectivos de vacunación contra la COVID-19.

Pacientes con diabetes piden prioridad para recibir la vacuna COVID

Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública, ha reconocido que “las personas con diabetes son un grupo considerado de riesgo ante una posible infección por la COVID-19”. Por su parte, Juan Francisco Perán, presidente de FEDE, ha expuesto las demandas de un colectivo de aproximadamente seis millones de personas en España. Según ha dicho, aparte de la vacunación, también “es clave la educación y la formación diabetológica”. Igualmente, ha reivindicado la figura de la enfermera educadora experta en diabetes. También han asistido al encuentro con el Ministerio Fernando de la Torre Albert, vicepresidente 2º de FEDE, y José Antonio Saz Franco, secretario.

Diplomas de acreditación

FEDE también ha solicitado el impulso de la creación de los Diplomas de Acreditación (DA) y los Diplomas de Acreditación Avanzados (DAA). Según la Federación, estos diplomas “permitirían reconocer la trayectoria profesional de las enfermeras educadoras expertas en la patología. Sería el primer e importante paso que mejoraría la educación diabetológica de los pacientes y sus familiares”.

En el encuentro, los portavoces de la FEDE también han pedido participar en el Comité de Pacientes y Usuarios. El Ministerio de Sanidad prevé su creación, según el IV Plan de Gobierno Abierto de España 2020-2024. El objetivo es “mejorar la participación” de la sociedad civil, algo que se considera clave para avanzar en el reconocimiento de los derechos de los pacientes como colectivo. De esta forma, se pondría “en el centro a las federaciones y asociaciones de pacientes como representantes de ellos”.