AstraZeneca ha impulsado un manifiesto en forma de “Llamada a la Acción” para mejorar el abordaje de la EPOC en España. Al mismo se han adherido a Asociación de Pacientes de EPOC (APEPOC), la Asociación Española de Pacientes y cuidadores de EPOC (EPOC España) y la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias de Asociaciones (FENAER). El objetivo del mismo es mejorar el abordaje de la patología. En concreto reclaman una mayor coordinación asistencial y una intervención temprana.

En España, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) constituye un problema de primera magnitud de Salud Pública. Se estima que el 11,8 por ciento de los españoles mayores de 40 años padecen EPOC. De los mismos, un 74,7 por ciento de los casos no están diagnosticados. El tratamiento de esta patología, así como su diagnóstico y prevención, lejos de ser prioritarios, son asignaturas pendientes en las políticas y estrategias sanitarias.

Una mayor coordinación asistencial

Una de las claves para mejorar la atención a la EPOC es una mayor coordinación asistencial. Para ello, el documento insiste en la importancia de la prevención desde la Atención Primaria. En concreto, reforzando su liderazgo en la promoción y concienciación sobre la patología.  De esta forma, el documento promueve la responsabilidad compartida entre Atención Primaria (AP) y las especialidades involucradas en el manejo de la patología.

A continuación, señala la importancia del diagnóstico precoz y la intervención temprana para acabar con el infradiagnóstico que rodea la patología. Otro de los puntos de interés recogidos tratan acerca del fomento del autocuidado de los pacientes. No obstante, la autosuficiencia de los pacientes repercute en un descenso del uso de los recursos sanitarios y un aumento de su bienestar personal.

Por último, el manifiesto señala la necesidad de “lograr que la EPOC se convierta en una prioridad para la Salud Pública”. En este sentido, se refleja que el apoyo de las instituciones es esencial para que las políticas sanitarias prioricen la estandarización de un correcto manejo de la EPOC y que cumpla con los requisitos de calidad asistencial.