Badajoz (1-6-11).- "Los costes derivados de la diabetes representan ya el 5,7 por ciento del gasto sanitario y se prevé una tendencia creciente de estas cifras debido tanto a los factores sociales (como la edad, obesidad, sedentarismo") que influyen en el aumento de prevalencia de la enfermedad, como al incremento de los costes derivados de la misma (expresados en términos de costes directos: ingreso de pacientes, atención ambulatoria o fármacos, o costes indirectos: merma en la productividad laboral y pérdida de calidad de vida". Así lo ha señalado la doctora Teresa Briones, medical advisor de Novo Nordisk Pharma, S.A.

Según ha explicado la doctora Briones, "el 29 por ciento del gasto sanitario se dedica al coste de la asistencia ambulatoria, mientras que un 32 por ciento se destina a los costes hospitalarios, el 9,5 por ciento a fármacos antidiabéticos y un 33 por ciento a fármacos para el tratamiento de las complicaciones asociadas a esta enfermedad. De hecho, los pacientes con diabetes tipo 2 que presentan complicaciones y comorbilidades asociadas resultan 2,4 veces más costosos para el sistema que los que no tienen complicaciones, puesto que el gasto farmacéutico en insulinas y antidiabéticos orales sólo supone un 12 por ciento del gasto destinado al tratamiento de la diabetes tipo 2".

"Cuando hablamos de diabetes, nos estamos refiriendo a una patología con una prevalencia muy importante en la sociedad pero que, con un tratamiento adecuado y precoz puede resolverse evitando las complicaciones posteriores". Así lo ha explicado el D. José Luis Sánchez-Chorro, subdirector general de Farmacia de la Junta de Extremadura, durante la presentación del Programa de Excelencia en Diabetes que formará en los próximos meses a farmacéuticos y profesionales de enfermería del SES y que ha puesto en marcha la Consejería de Sanidad y Dependencia, el Servicio Extremeño de Salud y la Fundación para la Formación y la Investigación de los Profesionales de la Salud de Extremadura (FundeSalud) junto a la compañía Novo Nordisk.

A la luz de estas cifras, la diabetes exige una carga económica creciente en el sistema de salud y en la sociedad española. De ahí la importancia de incidir en programas de prevención y estrategias de salud pública que racionalicen y optimicen los recursos disponibles en materia de diabetes. También por este motivo cobran especial importancia los programas de formación para profesionales. Muestra de ello es esta iniciativa pionera en Extremadura.

Tal y como ha apuntado D. César Martín, director de formación de Fundesalud, "se trata de la primera edición de este programa que permite, "cumplir el objetivo de que los profesionales sanitarios extremeños mejoren sus conocimientos y habilidades en diabetes, dentro del marco de Formación Continuada que promueve el Plan Integral de Diabetes 2007-2012".

El curso constará de una fase presencial que teniendo un carácter meramente introductorio e informativo, supondrá un primer acercamiento a la temática a través de la exposición de diversos profesionales expertos en la materia. La segunda fase, que constituye el grueso de la actividad, es el curso e-learning sobre el tratamiento de la diabetes tipo II, que se impartirá desde la plataforma virtual, y tendrá su inicio a principios del mes de junio, con una previsión en su duración, hasta el mes de septiembre.

"Con esta iniciativa, explica D. José Luis Sánchez-Chorro, a la que ya se han sumado más de 50 profesionales sanitarios entre farmacéuticos, personal de enfermería y médicos, y con un planteamiento basado en la mejora continua, pretendemos que nuestros profesionales conozcan mejor esta enfermedad, que el paciente diabético tenga una atención integral por parte de distintos profesionales y reforzar y actualizar los conocimientos que ya tenían del tratamiento y fisiopatología de la diabetes".

Por otra parte, el subdirector general de Farmacia de la Comunidad Extremeña ha señalado que "en Extremadura tenemos en marcha un plan de atención al paciente polimedicado y no podemos olvidar que muchos de estos pacientes polimedicados son diabéticos. Cuando una persona se incluye en dicho programa recibe atención por parte de enfermería y del farmacéutico del equipo de atención primaria, por lo que la formación y actualización en diabetes redundará en una mejor atención al paciente".

"Con pérdidas de peso del 5-10 por ciento se ven beneficios asociados a las comorbilidades aparejadas a la diabetes tipo 2, subraya la doctora Briones. De ahí la importancia de incidir sobre estos aspectos para un mejor manejo de estos pacientes". Desde esta perspectiva, siguiendo la línea de esta primera edición, se proyectarán futuras convocatorias, con el fin de que el programa formativo tenga amplia difusión y alcance entre los profesionales a los que se ha dirigido la actividad inicialmente.