MADRID (EUROPA PRESS)

En el último año y medio la perspectiva de los pacientes con hepatitis C ha cambiado radicalmente gracias a los nuevos tratamientos de acción directa que eliminan de forma sostenida la replicación viral en el 85 y 100 por ciento de los casos.

Por ello, la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH),con la colaboración de AbbVie, ha organizado un acto simbólico “para convertir un 28 de julio en un 1 de enero, un día de buenos propósitos e ilusión por el futuro porque cuando cambiamos de año sentimos que tenemos una nueva oportunidad, y así se han sentido las personas con hepatitis”, ha declarado el miembro de la junta directiva de FNETH, Jesús Fargas, con motivo del Día Mundial.

La aparición de nuevos tratamientos ha supuesto un atisbo de “esperanza” porque “han sido unos años muy difíciles para los pacientes y sus familias por no conocer cómo se transmite, por miedo y por cansancio. Hoy todos ellos son nuestros héroes”, ha expresado Jesús Fargas durante el acto que ha contado con una interpretación del concierto de Año Nuevo de Viena.