E.P,Roma.- Los pacientes que sufren migrañas tardan una media de 7 años en ser diagnosticados y pasan otros 10 años tomando medicamentos no específicos ni eficaces para la migraña. Además, el 60 por ciento de los afectados sufre incapacidad laboral y social debido a las crisis originadas por esta patología, según refleja el estudio "I " MAX "sobre el nivel de incapacidad generado por este tipo, y que ha sido presentado recientemente durante el Congreso Internacional de Cefaleas, celebrado en Roma.

Según esta investigación, "aunque las cefaleas constituyen el primer problema de consulta neurológica al médico de Atención Primaria, menos de la mitad de los pacientes migrañosos consulta al especialista", tal como ha informado la compañía farmacéutica Merck Sharp &amp. Dohme (MSD). En este encuentro, el doctor Vicente Baos, médico de A.P. del centro de salud de Collado-Villalba de Madrid, destacó que sólo uno de cada dos pacientes migrañosos consulta al médico.

Aunque las causas son múltiples, "esto se debe principalmente al desconocimiento de su enfermedad , ya que se estima que el 10 por ciento de los pacientes aguanta el dolor sin tomar ningún tratamiento farmacológico". En este sentido, el desconocimiento tampoco ayuda al médico a la hora de diagnosticar la enfermedad, "ya que muchas veces el paciente quita importancia al conjunto de los síntomas que sufre y no se lo comunica al médico,lo que provoca que el tratamiento no sea el adecuado", consideró este especialista.

Según continúa Baos,los españoles que sufren esta enfermedad "se acostumbran a convivir con el dolor y a combatirlo automedicándose con analgésicos durante años, sin que crean necesario acudir al profesional sanitario".Asimismo, insitió en que la gravedad de esta enfermedad está marcada por la frecuencia y duración de los ataques, así como por la incapacidad que dichos ataques producen. Las migrañas suelen durar entre 4 y 72 horas.

En España, la migraña afecta al 14,8 por ciento de la población activa, principalmente a mujeres, y el 85 por ciento de los migrañosos desarrolla su enfermedad antes de los 30 años, siendo la edad media de inicio los 17-19 años. Por otro lado, el citado experto destacó que "no existe ninguna enfermedad normal que sea tan incapacitante como la migraña". Así, en el plano laboral, los pacientes participantes en la investigación declararon que la crisis producía 5 horas de media de incapacidad laboral y casi 10 horas de trabajo al 50 por ciento de rendimiento. En este sentido, el 60 por ciento de los pacientes que participaron en el estudio reconoció además que la migraña les producía incapacidad para relacionarse con la familia, para las actividades sociales y para las tareas del hogar durante el periodo de crisis.