Nerea Garay. Vitoria.- La Comisión formada por representantes de dos Departamentos del Gobierno vasco "Sanidad y Asuntos Sociales" para estudiar las necesidades de la población toxicómana ha enviado ya su informe al Parlamento vasco, en el que apoya la inmediata apertura de las "salas de consumo higiénico de heroína", conocidas popularmente como "narcosalas". El documento recomienda también la dispensación terapéutica de la heroína a drogodependientes, después de analizar el éxito de esta medida en otros países europeos.

La entrada de Izquierda Unida (IU) en el Departamento de Asuntos Sociales ha impulsado la revisión de los programas asistenciales a este colectivo de enfermos. El equipo de Javier Madrazo lanzó proyectos polémicos, como las "narcosalas" y la dispensación terapéutica de heroína, que responden a su compromiso de llevar a cabo una política de prevención de riesgo y reinserción social de la persona toxicómana.

Una proposición no de ley apoyada por los tres partidos que sustentan el Gobierno vasco "PNV, EA e IU" y los socialistas instó al Ejecutivo de Vitoria a crear una comisión, que comenzó a dar sus primeros pasos el pasado mes de abril y que ahora ha emitido su dictamen favorable a la puesta en marcha de las "narcosalas".

De forma paralela al trabajo del citado grupo, el Consejo Asesor de Drogodependencias del Gobierno vasco ha dado también su respaldo a las salas de consumo higiénico de heroína. El consejo integrado por diversos Departamentos "Sanidad, Interior, Justicia, Educación, Cultura, El Instituto Vasco de la Mujer"Emakunde, Consejo de la Juventud y numerosas organizaciones sociales- aprobó las líneas prioritarias para elaborar el V Plan de Drogodependencias entre las que se incluye la creación de estas salas.

Tras los pasos de Cataluña y Andalucía

Ambas iniciativas "la de la Comisión y la del Consejo", que se discutirán ahora en sesión del Parlamento Vasco, suponen en la práctica dar luz verde por primera vez en el País Vasco a la apertura de locales donde los toxicómanos puedan inyectarse heroína.

El informe se apoya en actuaciones en otros países de Europa y recuerda los proyectos que se pondrán en breve en marcha en Cataluña y en Andalucía. En la Comunidad de Madrid ya funciona una iniciativa de este tipo en el poblado marginal de Las Barranquillas, en el barrio madrileño de Vallecas.

Los impulsores de la iniciativa viajaron el pasado mes de octubre a Suiza, junto a organizaciones que trabajan con este colectivo de personas enfermas, para analizar una experiencia pionera que se lleva a cabo en Ginebra. "Pudieron comprobar "según se desprende de los informes hechos públicos" que no se registraron incidentes y que el 82 por ciento de la población ginebrina aprobaba el programa asistencial".

Un programa que facilitará a este destacado colectivo de enfermos un acceso directo e inmediato a los tratamientos terapéuticos y procesos de incorporación social. Este era igualmente uno de los objetivos del Departamento de Sanidad vasco, quien ha querido ser cauto en este tema y estudiar "como lo han hecho" los resultados de las experiencias ya en marcha en otros países europeos.