E.P.,Sevilla .- El Pleno del Parlamento andaluz ha aprobado, con el apoyo del PSOE, el PA y el grupo Mixto y la abstención del PP-A – aunque hay que destacar que durante la votación, el portavoz del grupo Mixto, Ricardo Chamorro, y un diputado del PP-A se equivocaron y por error votaron que no–, iniciar la tramitación de la Ley por la que se regula la investigación en Andalucía con preembriones humanos no viables para la fecundación in vitro, con la que según el diputado socialista, Martín Soler, se pretende crear un marco jurídico necesario para "aportar seguridad a los investigadores y regular la propia donación de los embriones congelados por los progenitores de los mismos".

Durante su intervención ante el Pleno del Parlamento andaluz, Martín Soler señaló que la Ley prevé la creación de un comité de investigación con preembriones humanos, como órgano colegiado adscrito a la Consejería de Salud de la Junta, que tendrá la función de autorizar los proyectos de investigación con preembriones sobrantes de las técnicas de fecundación in vitro que cumplan los requisitos establecidos en la norma o garantizar el cumplimiento de las condiciones en las que se debe realizar el consentimiento informado por los donantes.

En el texto de la norma, se concreta que en la investigación se utilizarán "los preembriones sobrantes de las técnicas de fecundación in vitro que, a los efectos previstos en el artículo 15.3 de la Ley 35/1998, de 22 de noviembre, por la que se regulan las técnicas de Reproducción Asistida Humana, se considerarán no viables por haber transcurrido más de cinco años desde su crioconservación". En este sentido, advirtió al grupo del PP que "no se pueden oponer a esta ley aduciendo a cuestiones morales", puesto que no se puede "impedir ese tratamiento aduciendo creencias religiosas". "El PP no puede legislar atendiendo sólo a las creencias de unos pocos, ya que hoy es un día para la esperanza de los ciudadanos, y un día importante para la Ciencia", apuntó Martín Soler, que dejó claro que "la investigación es compatible con lo mejor del ser humano", por lo que pidió al grupo parlamentario Popular que no se oponga la tramitación del proyecto de Ley. "Si el PP rechaza hoy este proyecto de Ley, pasará a ser una versión moderna del Santo Oficio, esos que quemaban en la hoguera a los científicos y los libros", indicó el diputado del PSOE.

Por su parte, el consejero de Salud, Francisco Vallejo, ha asegurado que con esta aprobación "Andalucía da un paso muy importante, ya que cuando se apruebe esta Ley estaremos exportando esperanza y progreso". Así, Vallejo advirtió de que "no se trata de prometer curación, sino de no cerrar la puerta a la investigación y al conocimiento". El titular de Salud ironizó sobre la decisión del PP de abstenerse y no "atreverse a oponerse a esta ley, ya que no quieren seguir ampliando la fractura que tienen en este momento con los ciudadanos". "Pese al discurso de la portavoz del PP-A contrario a la Ley, el PP no se atreve a rechazar la Ley porque tiene miedo a ampliar la brecha que tiene en estos momentos el PP con la sociedad", aclaró Vallejo.

El diputado de IULV-CA Manuel López Calvo destacó el hecho de que el Gobierno haya transformado "con rapidez" una petición de la Cámara en un proyecto de Ley, puesto que "desde la Cámara estábamos reclamando un marco jurídico para regular la investigación en Andalucía con células madre embrionarias". Por su parte, el portavoz del Partido Andalucista José Calvo Poyato se mostró favorable al proyecto de Ley presentado por el Consejo de Gobierno de la Junta, ya que entiende que resulta "positivo" que se empiece a invertir en los investigadores. "Si además de los medios, estamos en disposición de poner a los investigadores un marco jurídico favorable para el desarrollo de sus avances científicos, estaremos avanzando y a esto no podemos oponernos", apuntó.

Además, el presidente del grupo Mixto del Parlamento andaluz y el coordinador nacional del Partido Socialista de Andalucía (PSA), Pedro Pacheco, se mostró favorable a esta línea de investigación, "sobre todo si ella puede arrojar alguna luz sobre enfermedades que hoy consideramos insalvables, pero recordamos que toda luz genera sin duda algunas sombras". Para Pacheco, la primera salida que ha de darse a los más de 30.000 embriones sobrantes congelados en España, "debería ser la donación-adopción hacia otras parejas con dificultades para tener hijos".

Abstención del PP

La portavoz de Sanidad del grupo parlamentario del PP, Esperanza Oña, defendió la decisión de su grupo de abstenerse a la hora de votar el proyecto de Ley presentado por el Consejo de Gobierno de la Junta, y reprochó al diputado Martín Soler su actitud de "querer quemar en la hoguera" a todo el que no piensa como el PSOE, por lo que se preguntó si en el Parlamento andaluz "hay posibilidad de que se produzcan discrepancias". "El PP está de acuerdo en la utilización de embriones no viables, desde el punto de vista médico, científico y biológico", advirtió Oña, que destacó la necesidad de que "se utilice un sólo embrión en los procesos de reproducción asistida para que se acaben los embriones sobrantes"."Suecia e Inglaterra son los únicos países que permiten la investigación con células madre embrionarias", indicó la portavoz de Sanidad del grupo parlamentario del PP-A, por lo que se preguntó por el motivo por el que "no todos los países han apostado por esta medida".

Así,Oña dejó claro que el PP apuesta por la investigación de la utilización de células madre adultas y la utilización de embriones no viables, a la vez que advirtió de que la Ley que propone la Junta puede propiciar que pueda haber más embriones sobrantes. Además, la portavoz del PP-A, que pidió la palabra tras la intervención del consejero de Salud, preguntó a Vallejo el motivo por el que "no se apuesta por seguir la investigación de las células madre adultas y no se destinan los embriones a las parejas que están en listas de espera de adopción".