E.P.- El Parlamento catalán ha aprobado por unanimidad instar a la Generalitat a realizar un estudio que evalúe el funcionamiento y los resultados de la Atención Primaria en Cataluña y especialmente de las diversas formas de gestión de los centros a partir de indicadores de calidad de asistencia, satisfacción de usuarios, uso racional de los medicamentos y capacidad para adaptarse a las nuevas realidades y necesidades de los ciudadanos.

El mandato parlamentario, impulsado por ERC y consensuado con CiU, PSC y PP, constata que a un paso de acabar la reforma de la asistencia primaria iniciada hace 17 años "se debe hacer un ejercicio de evaluación de su funcionamiento y organización". Durante este periodo, según la moción aprobada, "se han producido retrasos en su aplicación y, ante la modernización del sistema, han aparecido nuevas situaciones a partir de la cesión de la gestión de las áreas básicas de salud (ABS) y de Centros de Atención Primaria (CAP) a entidades y organismos de procedencia diversa y composición variada y diferentes del Instituto Catalán de la Salud (ICS)". Ante esta situación, el Parlament considera necesaria una "reflexión profunda y compartida" sobre el futuro inmediato de la asistencia primaria en Cataluña para "adaptarla a las nuevas realidades y necesidades de los ciudadanos".

Paralelamente, se reclama "acelerar" la finalización del plan estratégico de la Atención Primaria que está elaborando el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) a partir de las aportaciones de una comisión de expertos en el ámbito de la Atención Primara de salud y que establece las principales líneas de futuro de este nivel asistencial.

Por el contrario, CiU y PP rechazaron la pretensión de ERC de no plantear ninguna nueva adjudicación de la gestión de centros hasta finalizar el citado estudio y de garantizar que "en ningún caso, se adjudicará la gestión de áreas básicas de salud y de centros de Atención Primaria a entidades privadas con finalidad de lucro".