¿Qué es la anemia?

La anemia es una afección que se caracteriza por la carencia de suficientes glóbulos rojos para transportar un nivel adecuado de oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Sinónimos

Es conocida también como "nivel bajo de hemoglobina". Cuando alguien no tiene suficientes glóbulos rojos o la cantidad de hemoglobina en sangre es baja, el organismo no recibe el oxígeno necesario.

Existen varios tipos, cada una con su propia causa: deficiencia de hierro o de determinadas vitaminas, hemorragia y pérdida de sangre, enfermedad crónica, enfermedad o defecto genético o adquirido, o efecto secundario de un medicamento.

Etiología

Se presenta si el organismo produce pocos glóbulos rojos, si destruye demasiados glóbulos rojos o si pierde demasiados glóbulos rojos. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína que transporta oxígeno por todo el cuerpo.

Muchas enfermedades, problemas de salud y otros factores pueden causarla. Por ejemplo, puede ocurrir durante el embarazo si el organismo no puede satisfacer la necesidad de que haya más glóbulos rojos.

Ciertos trastornos autoinmunitarios y otros problemas de salud pueden hacer que el organismo produzca proteínas que destruyen los glóbulos rojos y eso puede causar anemia.

El sangrado abundante interno o externo (por ejemplo, heridas) puede causar anemia porque el cuerpo pierde demasiados glóbulos rojos.

Síntomas

  • Cansancio o debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Desaliento o mareo
  • Sed en exceso
  • Sudor
  • Pulso débil y rápido; respiración rápida
  • Sensación de falta de aliento
  • Calambres en la parte inferior de las piernas
  • Síntomas de problemas del corazón (ritmos cardíacos anormales, soplos, aumento de tamaño del corazón, insuficiencia cardíaca).


Imagen

Diagnóstico

El diagnóstico de la anemia se realiza a través de la historia médica, la exploración física y el análisis de sangre. El hemograma mide, entre otros parámetros, el número de hematíes y el nivel de hemoglobina en la sangre. La observación al microscopio del tamaño, la forma y el color de los hematíes completa el diagnóstico.

Para identificar la causa precisa de la anemia puede ser necesario realizar otras pruebas. Por ejemplo, en la anemia ferropénica se investigará la existencia de una hemorragia crónica por una úlcera, un pólipo, un cáncer de colon o tumores de riñón. En ocasiones se precisan exploraciones complementarias más complejas, como el estudio de la medula ósea.

Tratamiento de la anemia

Los principales objetivos del tratamiento son aumentar las cifras de glóbulos rojos o la concentración de hemoglobina para mejorar la capacidad de la sangre de transportar oxígeno; tratar el problema de fondo que está causando la anemia; prevenir complicaciones de la anemia, como daños del corazón o los nervios; y aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Si el paciente sufre anemia leve o moderada y no tiene síntomas tal vez no necesite tratamiento. El tratamiento de algunas anemias consiste en modificar la alimentación y tomar suplementos nutricionales. Para otras el tratamiento consiste en la toma de medicación, procedimientos, cirugías o transfusiones de sangre (en el caso de la anemia grave).

Estadísticas

La anemia puede afectar hasta al 1,5% de la población, de manera que es la enfermedad sanguínea más frecuente en nuestro entorno.
La falta de hierro es la causa de anemia más frecuente y afecta a un 20% de las mujeres, alrededor del 50% de las embarazadas y al 3% de los hombres.


Otras preguntas de los usuarios

  • ¿Qué le pasa a una persona con anemia?
  • ¿Cómo se sabe si una persona tiene anemia?
  • ¿Cuáles son las causas principales?


Ver también Anemia

  • Ferropénica
  • Por deficiencia de vitaminas
  • Por enfermedad crónica
  • Aplásica
  • Asociada a enfermedades de médula ósea
  • Hemolítica
  • Falciforme


Bibliografía

Anemias. SALVADOR GIMÉNEZ SERRANO. Farmacia Profesional. Vol. 18. Número 5. Páginas 62-69 (Mayo 2004)