¿Qué es?

El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo necesaria para el normal funcionamiento del organismo. La mayor parte del colesterol se produce en el hígado, aunque también se obtiene a través de algunos alimentos.

Sinónimos

Al colesterol también se le denomina dislipidemia, dislipemia o hipercolesterolemia.

Etiología

Un estilo de vida poco saludable es la causa más común de un nivel alto de colesterol LDL "malo" o bajo de colesterol HDL "bueno". Sin embargo, la genética, afecciones médicas y algunos medicamentos pueden aumentar los niveles de LDL o reducir los niveles de HDL. 

Síntomas

Los niveles altos de LDL no causan síntomas. La mayoría de las personas no saben que tienen un nivel alto hasta que se realizan un análisis de sangre.

Si los niveles son altos pueden notarse los síntomas siguientes:

  • Xantomas en la piel: acumulaciones de grasa en codos, articulaciones, rodillas, manos, pies o nalgas.
  • Anillos corneales grisáceos que aparecen alrededor de las córneas del ojo.


Imagen

colesterol arterias

Diagnóstico

El estudio de la historia clínica y una exploración física son parte fundamental del diagnóstico.

El análisis de sangre es la prueba más importante para determinar la causa. Sirve para descartar hipercolesterolemias debidas a otras enfermedades como la diabetes, el hipotiroidismo o algunas alteraciones del riñón o del hígado.

Para hacer un diagnóstico correcto, además del colesterol total, es necesario realizar un perfil lipídico completo que incluya la cifra de triglicéridos y los niveles de colesterol-LDL y de colesterol-HDL.

Unas cifras de colesterol superiores a 310 mg/dL en adultos y 230 mg/dL en niños pueden estar asociadas a alguna de las enfermedades genéticas graves que se relacionan, además, a problemas cardiovasculares a edades tempranas (como por ejemplo la hipercolesterolemia familiar).

Tratamiento

Tratamiento no farmacológico

Mantener un estilo de vida saludable, con una alimentación sana y la práctica regular de actividad física se asocia a un mejor control de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Además, es importante evitar hábitos tóxicos como el tabaco o el alcohol y evitar el estrés.

Tratamiento farmacológico

Las estatinas son el tratamiento de elección y el más usado en la actualidad. Los más representativos son la simvastatina y la atorvastatina.

También se emplea ezetimiba, asociado a reducciones del colesterol LDL de un 15-20%; fibratos (fenofibrato o gemfibrozilo); resinas.

En personas con enfermedades genéticas graves del colesterol y con niveles muy elevados, a pesar del tratamiento farmacológico habitual o que no toleran medicación, existen técnicas de depuración del colesterol en sangre (aféresis). 

Tratamiento quirúrgico

Solo cuando existen complicaciones cardiovasculares se llevan a cabo procedimientos quirúrgicos. Es el caso de los procedimientos de by-pass entre arterias coronarias o entre arterias de las extremidades inferiores para rodear segmentos de arterias obstruidas, o de la colocación de prótesis dentro de las arterias para liberar una obstrucción arterial (STENT).

Algunos casos muy infrecuentes de hipercolesterolemias muy graves de causa genética pueden tratarse mediante trasplante de hígado.

Estadísticas

La hipercolesterolemia es uno de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular más importantes y prevalentes. Así, los estudios muestran que en nuestro país la mitad de la población española lo padece y que de estos, solo el 46,4% es consciente de ello, según recoge la SEC (Sociedad Española de Cardiología) en su web.

Otras preguntas de los usuarios

  • ¿Qué se hace para bajar el colesterol?
  • ¿Cuándo se considera que tienes colesterol alto?
  • ¿Qué lo causa?
  • ¿Cuáles son los alimentos que lo suben?


Ver también…

  • Colesterol HDL
  • Colesterol LDL


Bibliografía

Sociedad Española de Cardiología (SEC). 

WikiCardio.  

MedlinePlus. Temas de Salud. 

National Heart, Lung and Blood Institute (NIH). 

Hospital Clínic. Enfermedades, síntomas y estados de salud. Hipercolesterolemia