¿Qué es una contractura muscular?

Una contractura muscular es una contracción involuntaria y permanente de varias fibras musculares o de su totalidad, de aparición tras un esfuerzo, que se traducen en una tensión o abultamiento localizado doloroso que impide el normal desarrollo de la actividad.

Etiología

Las contracturas son actos de defensa del músculo ante situaciones estresantes, es decir situaciones que dañan el músculo o le generan sobreesfuerzo. Algunas causas son:

  • Sobreesfuerzo: solicitación mantenida en el tiempo o solicitación repentina muy intensa.
  • Sobrecarga muscular debido al esfuerzo sin un calentamiento correcto.
  • Deshidratación: la falta de agua u otros componentes para el correcto funcionamiento de los músculos como el magnesio, la glucosa o el potasio
  • Golpes y traumatismos
  • Estrés emocional que se somatiza físicamente
  • Edad avanzada y proceso de envejecimiento

 

Síntomas de la contractura muscular

Los síntomas habituales de la contractura muscular son el dolor y la limitación del movimiento.

  • Dolor y rigidez del músculo y la articulación
  • Reducción del movimiento
  • Debilidad muscular
  • Uso limitado de la zona afectada

 

Imagen

 

contractura muscular contractura muscular


Diagnóstico

El diagnóstico de la contractura muscular se basa en la palpación del músculo afectado para detectar el punto de mayor resistencia, es decir, la contracción de las fibras musculares.

Otra opción es probar la movilidad del músculo, partiendo con la referencia del músculo del lado opuesto.

Si el especialista lo considera oportuno puede aconsejar la realización de una radiografía para descartar posibles complicaciones.

Tratamiento

Los miorrelajantes y la fisioterapia (masajes relajantes), así como la aplicación de calor (analgésico y relajante) son buenas opciones de tratamiento, tras 48-72 h de reposo. La inflamación subyacente puede tratarse con antiinflamatorios.

Es importante prevenir las contracturas musculares realizando siempre un buen calentamiento, previo al ejercicio físico. Por lo tanto, un buen trabajo de flexibilidad evitará contracciones musculares.

Otros consejos son evitar movimientos repetitivos, mantener una postura correcta y mantener una buena higiene muscular, con masajes o aplicación de calor. Además de curar sirven para prevenir futuras lesiones.

Estadísticas

Las lesiones musculares más frecuentes en atención primaria son las contusiones, distensiones, roturas musculares, calambres y contracturas musculares. De hecho, los trastornos de origen muscular constituyen la primera causa de dolor crónico en España, con el consiguiente impacto sanitario, laboral y social. De este modo, la prevalencia del dolor crónico musculoesquelético generalizado o extenso en la población general se estima en el 10-15%, según los estudios3.

Otras preguntas de los usuarios

¿Cómo se cura la contractura muscular?

¿Cuánto tiempo puede durar una contractura muscular?

¿Cómo saber si una contractura es muscular?

¿Qué provoca una contractura muscular?

Ver también…

Rotura de fibras

Bibliografía

1- TopDoctors. Contractura muscular.

2- M. Rafaela Rosas. Licenciada en Farmacia y Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Elsevier. Lesiones deportivas. Clínica y tratamiento. Vol. 30. Núm. 3. Páginas 36-42 (Mayo 2011).

3- Eva Ramos, Cristina Blas, Sofía López. Farmacéuticas comunitarias. Miembros del grupo Aranzadi del COFBi. Elsevier. Curso básico sobre dolor. Tema 4. Dolor muscular y articular. Abordaje farmacéutico. Vol. 29. Núm. 4. Pagínas 31-42 (Julio 2015).

4 – Fisioonline. Vídeos. ¿Cómo suceden y cuáles son las causas de las contracturas musculares?