¿Qué es?

El insomnio es un trastorno del sueño común y se define como la incapacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido.

Sinónimos

La palabra "insomnio" viene del latín "insomnium" y significa "falta de sueño a la hora de dormir".

Etiología

Se desconocen las causas exactas. No obstante, se sabe que ciertos grupos de personas tienen un mayor riesgo de desarrollar insomnio. Se incluyen en este grupo personas con enfermedades mentales, enfermedades del estado de ánimo (ansiedad o depresión), mujeres, personas mayores, y personas con enfermedades crónicas como asma y EPOC.

El sueño también puede verse afectado por medicamentos. Otras causas incluyen eventos repentinos y traumáticos (muerte de un ser querido, ruptura de una relación, pérdida de trabajo) o aumento del estrés.

Síntomas

Los síntomas del insomnio incluyen:

  • Permanecer despierto mucho tiempo antes de dormirse
  • Dormir solo por periodos cortos
  • Estar despierto durante gran parte de la noche
  • Sentirse como si no se hubiera dormido nada
  • Despertarse muy temprano


Diagnóstico

Para realizar el diagnóstico es preciso considerar la historia clínica y el historial de sueño del paciente. El médico también puede realizar un examen físico para descartar otros problemas que pueden causar insomnio.

Las pruebas de diagnóstico que se utilizan son:

  • El estudio del sueño. Permite analizar trastornos del ritmo circadiano, apnea del sueño y narcolepsia.
  • Actinografía. Analiza los periodos de reposo y actividad y mide la calidad del sueño. Se requiere un sensor de movimiento en la muñeca durante un corto periodo de tiempo.
  • El análisis de sangre. Para detectar la presencia de problemas tiroideos u otras afecciones médicas que pueden afectar.


Tratamiento

El tratamiento del insomnio puede abordarse desde distintas vías en función de la causa que lo motiva.

Hábitos y estilo de vida

Algunas recomendaciones son evitar hacer ejercicio antes de acostarse; no fumar cigarrillos antes de irse a la cama; no hacer la siesta; evitar comer o beber mucho antes de acostarse; y evitar ver el despertador o la hora si se está intentando dormir.

Medicamentos

Si los cambios en los hábitos y el estilo de vida no son suficientes, el médico puede recomendar fármacos que ayudan a conciliar el sueño.

Terapia

La terapia cognitiva-conductual puede ayudar a aliviar la ansiedad relacionada con el insomnio. Esta ayuda a identificar y reemplazar los pensamientos, así como las conductas que provocan o empeoran los problemas del sueño por hábitos que fomentan el sueño profundo.

Estadísticas

Se estima que entre un 10 y un 15% de la población adulta padece insomnio crónico y que entre un 25 y un 35% ha sufrido insomnio ocasional o transitorio en situaciones estresantes.

Otras preguntas de los usuarios

  • ¿Qué es lo que produce el insomnio?
  • ¿Qué hacer cuando?
  • ¿Cuándo se considera que hay insomnio?


Ver también…

  • Terapia cognitiva conductual
  • Trastornos del ritmo circadiano
  • Apnea del sueño
  • Narcolepsia


Bibliografía

National Heart, Lung and Blood Institute. Insomnio.

MedlinePlus. Temas de Salud. Insomnio.

American Thoracic Society. Patient. Patient resources. Insomnia.

El insomnio. Anales Sis San Navarra [online]. 2007, vol.30, suppl.1, pp.121-134. ISSN 1137-6627.