¿Qué es la sepsis?

La sepsis es una reacción del organismo ante una infección provocada por microorganismos patógenos como bacterias, virus o incluso hongos. Cuando las defensas no son capaces de eliminar la infección, incluso con la ayuda de antimicrobianos como los antibióticos, los microorganismos se diseminan por el torrente circulatorio, provocando una reacción inflamatoria. Esta reacción afecta a órganos como el cerebro, los pulmones, el hígado o los riñones, que resultan dañados.

Sinónimos 

Algunos nombres alernativos a la sepsis son septicemia, síndrome séptico o síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SRIS).

Etiología

Se debe a dos factores. El primero, una infección, y el segundo, una respuesta fuerte y dañina por parte del sistema inmunitario. Cualquier persona puede sufrirla, pero los adultos mayores, los niños y los lactantes son los más vulnerables. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, quemaduras graves, traumatismos físicos o enfermedades como la diabetes, el cáncer o enfermedad hepática también corren riesgos mayores.

Síntomas

Los síntomas pueden ser inicialmente indistinguibles de una infección normal y en personas susceptibles puede llegar a pasar desapercibidos. Una vez establecida, los síntomas incluyen temblores, escalofríos, fiebre, debilidad, somnolencia, náuseas, vómitos y diarreas.

Imagen

sepsis

Diagnóstico

Los médicos comienzan por determinar si hay alguno de los síntomas característicos. También pueden hacer un análisis de sangre para ver si hay un número anormal de glóbulos blancos, o la presencia de bacterias u otros microorganismos infecciosos. Asimismo, los médicos pueden ordenar una radiografía o una exploración por tomografía computarizada (TC) para ubicar la infección.

Tratamiento

Por lo general, los médicos tratan a las personas con sepsis en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales. Ellos intentan detener la infección, preservar los órganos vitales y evitar que baje la presión sanguínea. Esto casi siempre incluye la administración de antibióticos y líquidos. Los pacientes con casos más graves podrían necesitar una sonda para respirar, diálisis renal o cirugía para eliminar la infección. A pesar de años de investigación, todavía no se ha diseñado un medicamento que aborde específicamente la respuesta inmunitaria agresiva que se observa con la sepsis.

Estadísticas

Ocho millones de pacientes mueren de sepsis cada año en todo el mundo (aproximadamente una persona cada cuatro segundos) y se registran de 20 a 30 millones de casos. Las previsiones de los expertos indican que la tendencia seguirá al alza. En los países en vías de desarrollo la seps ya provoca la muerte a más de seis millones de recién nacidos.

La rapidez del tratamiento es clave para superar la sepsis. Los estudios demuestran que un paciente con sepsis sobrevive en el 80% de los casos si se le aplica el tratamiento durante la primera hora. A partir de la cuarta hora, la estadística dice que su probabilidad de curación es menor al 50%, y a partir de las doce horas la esperanza de supervivencia se limita a un 15-20% de probabilidad.

Otras preguntas de los usuarios

  • ¿Qué es sepsis?
  • ¿Cómo reconocer una sepsis?
  • ¿Qué tan grave es?
  • ¿Qué bacteria la causa?


Ver también…

  • Bacteriemia
  • Choque séptico


Bibliografía

Sepsis-one.org. Información pacientes. La sepsis

Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Inicio. Pacientes. Conozca mejor su enfermedad. Sepsis o septicemia

Manual MSD. Versión para público general. Inicio. Infecciones. Bacteriemia, septicemia y choque séptico. Introducción a la bacteriemia, la septicemia y el choque séptico

MedlinePlus. Enciclopedia médica. Sepsis

National Institutes of Health. Temas de salud. Enfermedades y afecciones. Sepsis

National Institute of General Medical Sciences. Science Education. Facts Sheets. Sepsis

SeMicyuc. Los profesionales del enfermo crítico. La sepsis acaba con la vida de una persona cada cuatro segundos