E.P.- El Patronato de la Fundación Jiménez Díaz (FJD) -Clínica de la Concepción ha aprobado un acuerdo alcanzado con los proveedores para levantar el procedimiento judicial de "quita y espera", condición indispensable para poder suscribir un nuevo concierto de asistencia con la Comunidad de Madrid, según informó el gerente de dicha Fundación, Ricardo Herranz. Herranz se mostró satisfecho por el acuerdo, que suscribirán notarialmente en las próximas semanas el 90-95 por ciento de los aproximadamente 600 proveedores de la Fundación. Una vez firmado el acuerdo, se comunicará al juez para que levante el procedimiento.

Según el gerente, una vez levantada la "quita y espera", la FJD estará en condiciones de concertar con la Comunidad de Madrid, que está "deseándolo". Herranz señaló también que, tras la firma de un nuevo concierto con la Comunidad y teniendo en cuenta las aportaciones que ha comprometido IDCSA (Ibérica de Diagnóstico y Cirugía), socio empresarial de la Fundación desde junio de 2002, el futuro será "halagüeño" y la Clínica de la Concepción "va a ser un bombazo dentro de la Sanidad española".

En el pasado mes de abril de 2002, cuando Herranz accedió a la Gerencia, la FJD estaba en situación de quiebra técnica, con unos fondos propios negativos de 60 millones y una deuda total de más de 120 millones con proveedores y Seguridad Social. La solución, según el gerente, vino de la alianza con IDCSA, con quien se constituyó una Unión Temporal de Empresas(UTE) el 10 de junio de 2002 .

En concreto, IDCSA realizará "inversiones importantísimas" en el hospital, cifradas en 36 millones a lo largo de cinco años, de los 18 se invertirán en el primer año, "que es cuando más falta va a hacer", según ha señalado Herranz. Entre otras actuaciones, se retomará el Plan director de obras, actualmente paralizado, lo que supondrá "la adaptación arquitectónica del hospital a las necesidades de hoy en día", y se reformarán las instalaciones de hostelería, sin olvidar la actualización del aparataje y la tecnología.