La presentación de la insulina glargina es en una solución líquida que se inyecta por vía subcutánea. Se presenta en pluma precargada de 10 unidades/ml (3 ml envase de 5 unidades). También está disponible en una concentración de 10 unidades/ml en viales y cartuchos y a una concentración de 30 unidades/ml en pluma inyectora envase de 3 unidades.

La insulina es la principal hormona responsable del control de los niveles de glucosa en el organismo. Su uso permite a los pacientes diabéticos mantener glucemias, es decir, niveles de glucosa en sangre normales.

Ajuste de dosis

En adultos, se administra una vez al día, a cualquier hora del día, mientras que en niños, es más recomendable administrarla por la tarde. Aunque la pauta se ajusta de forma individual, en adultos varía entre 10-30 U/ml 1 vez/día, y en adolescentes y niños mayores de 2 años la pauta es de 10 U/ml.

La pauta posológica, la dosis y horario, se debe ajustar de manera individual. En pacientes con diabetes tipo 2, también se puede administrar junto con antidiabéticos orales. Se debe administrar siempre a la misma hora y de forma diaria.

Es un análogo de insulina, que actúa de la misma forma que la insulina producida naturalmente y contribuye a que la glucosa pase de la sangre al interior de las células. Al regular el nivel de glucosa en la sangre, se reducen los síntomas y las complicaciones asociadas a la diabetes.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Endocrinología Aida Cadenas González y los médicos generales Antonio Pérez Llerandi e Iñaki de la Rua Tolosana, de Bilbao.