Para valorar la falta de respuesta de los pacientes a los iPDE5 hay que tener en cuenta haber realizado varios intentos terapéuticos. Se considera que 6 intentos es lo correcto. Si con un tratamiento no hay mejoría de los síntomas, se considera que un paciente es no respondedor.

En este contexto, los no respondedores a iPDE5 son pacientes que no presentan factores de riesgo, sin déficit hormonal, sin alteraciones vasculares y sin alteraciones psicógenas, y muestran ausencia de respuesta al iPDE5 a dosis plena.

No obstante, es necesario considerar que la farmacodinamia de los distintos componentes hace que un determinado medicamento sea efectivo en unos casos y no lo sea en otros. Por eso, es necesario estar seguros de que se ha hecho el uso correcto de la medicación.

Factores a tener en cuenta

Ante esta situación, hay que considerar dos factores fundamentales: el uso correcto de la medicación y su falta de eficacia.

Con respecto al primer aspecto, es necesario comprobar que la medicación ha sido prescrita de forma adecuada y se ha tomado de forma correcta.

Se debe corroborar que haya una estimulación sexual adecuada, que la dosis sea la indicada y que el paciente haya esperado suficiente tiempo para que la medicación haga efecto.

En relación a la falta de eficacia, hay que comprobar que la medicación sea bajo licencia y obtenida por los mecanismos adecuados. Además, es importante considerar modificar estilo de vida y tratar comorbilidades, y plantearse una terapia psicosexual concomitante.

Pauta combinada

En los pacientes no respondedores, se puede plantear un tratamiento combinado con un iPDE5+terapia local: alprostadilo (tópico o intrauretral).

Opcionalmente, y previo al tratamiento local, se podrían probar tratamientos con iPDE5 mantenido (tadalafilo 5mg v.o. cada día) + un iPDE5 de corta acción a demanda o + alprostadilo (tópico o intrauretral).

En pacientes no respondedores, se pueden plantear diferentes estrategias, como el cambio a un iPDE5 distinto.

Si no hay respuesta tras haber hecho los cambios, se puede optar por los alprostadilos o la combinación de los mismos.

Tiempo a considerar

Se recomienda intentar el tratamiento con distintas moléculas de iPDE5 durante un tiempo concreto para asegurar el correcto empleo del tratamiento.

El tiempo que es recomendable para plantearse otra opción terapéutica variará según la necesidad del paciente y de cómo afecte la disfunción eréctil en su calidad de vida.

El papel de alprostadilo en combinación es el de potenciar el tratamiento con iPDE5 por un mecanismo sinérgico de actuación. Hay que tener en cuenta  que actúa por otra vía diferente a los iPDE 5 administrados por vía oral.

El alprostadilo intracavernoso también ha sido considerado terapia de elección al fallo o contraindicación de la terapia oral. Juega un papel destacado en pacientes con cirugía radical peniana, ya que produce la relajación del músculo liso de los cuerpos cavernosos y vasodilatación de las arterias cavernosas por la vía del AMPc.