Redacción, Madrid " Tal como han expresado en la reunión anual del Grupo de Trabajo Europeo sobre la Varicela (EuroVar), celebrado, recientemente, en Sevilla, los pediatras europeos abogan por la inclusión de la vacuna para esta patología en el calendario regular de inmunizaciones, medida que ya ha sido tomada en países como EEUU.

En el referido congreso, que ha reunido a destacados pediatras europeos, se ha analizado la importancia de la varicela como enfermedad infantil y se han propuesto y buscado soluciones para combatirla. La investigación sobre esta común dolencia ha avanzado mucho en los últimos años. Diversos estudios han puesto de manifiesto que esta enfermedad puede llegar a ser muy grave, sobre todo en niños inmunodeprimidos, que padecen otras enfermedades o están siendo tratados con corticoides, según explicó el profesor José González Hachero, catedrático de Pediatría de la Facultad de Medicina de Sevilla y Coordinador del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Virgen de la Macarena de Sevilla.

En esta reunión del EuroVar, se presentaron diversos estudios que demuestran que la varicela se puede considerar un problema de salud pública. En uno de ellos, presentado por el doctor Fernando Moraga, se analizó la incidencia de la enfermedad en recién nacidos y lactantes (hasta un año). El trabajo, que ha tenido una duración de 10 años, ha analizado a todos los enfermos pediátricos ingresados en cinco centros españoles en este periodo.

De un total de 446 enfermos menores de 14 años ingresados por varicela, explicó el doctor Moraga, el 22 por ciento era menor de un año y, de estos, un 5 por ciento, recién nacidos. Según este especialista, y, a su vez, vicepresidente de la Asociación Española de Pediatría y profesor de Pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, no es común que se dé esta enfermedad en lactantes, ya que éstos suelen tener aún las defensas de la madre.

Sin embargo, cuando la patología se produce en niños tan pequeños, normalmente, contagiada por la madre que la ha contraído en los últimos momentos del embarazo o por hermanos del bebé, se pueden producir muchas complicaciones, como que la enfermedad no sólo afecte a la piel, sino también a los pulmones y al hígado. Si los niños ya no son recién nacidos pero tienen menos de un año, la complicación más frecuente es la sobreinfección de las lesiones cutáneas, así como complicaciones hematológicas.

Una vacuna recomendable

Según explicaron los distintos expertos, la Asociación Española de Pediatría ya recomienda la aplicación de esta inmunización que el profesor González-Hachero definió como una vacuna "hecha a expensas de virus vivos atenuados, muy inmunógena y con pocas reacciones adversas, además de una alta eficacia protectora".

"La vacuna protege contra el 80-90 por ciento de las formas comunes de la enfermedad y contra el 100 por cien de las graves", destacó este experto quien explicó que "dos son los descubrimientos que han llevado a solicitar al Ministerio de Sanidad la inclusión de la vacuna en el calendario regular de inmunizaciones: el primero, que se ha demostrado falsa la creencia de que la varicela era una enfermedad benigna, ya que el número de complicaciones en términos absolutos es elevada por el alto número de casos. el segundo, que también se ha demostrado falsa la teoría de que la inmunización masiva contra la varicela podría provocar un aumento de casos de herpes zóster). Según el profesor González Hachero, los estudios han puesto de manifiesto que la vacunación de toda la población no sólo no tiene ese efecto sino que, al contrario, protege contra el desarrollo del herpes zóster.

El vicepresidente de la Asociación Española de Pediatría consideró que, además, la implantación en el calendario vacunal de la vacuna de varicela sería más barato que los gastos que ocasionan para el Sistema Nacional de Salud las complicaciones de la varicela. "Todas las vacunas han pasado por este camino antes de ser incluidas y supongo que con ésta pasará lo mismo", afirma.

Actualmente, el Ministerio de Sanidad y Consumo financia la vacuna de la varicela para mayores de 13 años, para niños considerados de alto riesgo (como los inmunodeprimidos) y para los niños sanos que conviven con éstos.

Otro de los estudios presentados en esta reunión, evaluó la epidemiología y la repercusión económica de la varicela en niños inmunocompetentes, que demostró el alto coste que supone el tratamiento de la enfermedad para el servicio público de salud, que, probablemente, "podría evitarse con la introducción de la vacuna de varicela en el calendario vacunal", según se concluyó en esta reunión.