Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación, ha mostrado su confianza en que España “abrirá los ojos si quiere tener puestos de trabajo y sistemas de pensiones como los del norte de Europa o de Asia, que los tiene. Para ello hay que fijarse en cómo han llegado ahí, con fuertes inversiones en ciencia e innovación, para que sus puestos de trabajo tengan más valor”. “Hemos puesto mucho afán en crear instrumentos para el desarrollo de la ciencia, y hemos limitado o reducido las necesidades de trabajo administrativo”, ha dicho el ministro, quien ha manifestado en este sentido que “el Estado tiene que contribuir más de lo que hace ahora, sin duda”.

Duque ha señalado que España “debe prepararse para las próximas crisis” y fomentar la investigación, incluso en industrias como el turismo; “No creo que volvamos a caer en los errores pasados y se vuelva a apostar solo por los modelos económicos conocidos. En todos los sectores se puede innovar e investigar, se puede hacer mucho trabajo de mejora y de incremento de los márgenes de ingreso. Estaremos al lado de la industria en todo lo que podamos fomentar la innovación, que hará que surjan otras oportunidades de mercado y puestos de trabajo de más valor”.

El ministro de Ciencia e Innovación ha invitado a la sociedad a “utilizar la enorme calidad de nuestro tejido investigador médico y biotecnológico y las empresas que surgen para mejorar nuestra capacidad de respuesta”. “Vamos a empezar un programa de Medicina especializada para estar más preparados para cualquier pandemia que venga, ya sea en modo de virus respiratorio o a causa del cambio climático”, ha añadido.

Los tiempos para la vacuna COVID-19

Respecto a las posibilidades de disponer a corto plazo de una vacuna para afrontar la pandemia por la COVID-19, Pedro Duque ha manifestado que es buena señal que haya “muchos países trabajando a la vez” en su desarrollo. “Se tardarán muchos meses en averiguar si las primeras vacunas contra la COVID-19 funcionan. En España puede haber diez equipos, e incluso más, porque hay quienes trabajan sin financiación pública, trabajando en el desarrollo de una vacuna. En el mundo podría haber cerca de 120 vacunas en diferentes fases de desarrollo”, ha dicho en una entrevista concedida a IB3 Radio y recogida por Europa Press.

“Es posible que dentro de poco haya vacunas en modo experimental que parezca que funcionan”, pero, según ha dicho, es necesario “trabajar a la vez porque se tardarán muchos meses en averiguar si las primeras funcionan o no”.

Cuestión de prestigio

Respecto a las posibilidades de España, dice que las investigaciones están “bastante bien posicionadas”. “Descubrir una vacuna sería una cuestión de prestigio. Por eso trabajamos intensamente en la investigación propia, aunque también en el aseguramiento de que en caso de que en otro lugar del mundo surja una que funcione, esté a disposición de los ciudadanos”.

En este sentido, se ha referido a la producción de esa posible vacuna, y ha reconocido que “en España faltan espacios para este fin”, aunque se ha diseñado un plan para convertir un espacio de producción de vacunas veterinarias en un espacio donde se puedan fabricar vacunas para humanos.