El Dr. Pedro Rodríguez Suárez, cirujano torácico y director-gerente del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín (Las Palmas de Gran Canaria), ha sido elegido vicepresidente de Cirugía Torácica electo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) para los próximos tres años. El Dr. Rodríguez Suárez llega “con un interés decidido en trabajar en la docencia, investigación, formación (postgrado y continuada), asistencia y calidad de la especialidad. Además, buscará las sinergias necesarias con distintas sociedades científicas para aunar esfuerzos y combatir enfermedades como el cáncer de pulmón, una patología común a todas ellas”.

El cáncer de pulmón es un problema de enorme relevancia, en el que la especialidad de Cirugía Torácica tiene un papel crucial, que se debe dar a conocer y visibilizar. Cada año se detectan en España 30.000 nuevos casos aproximadamente de cáncer de pulmón. Es el cáncer más frecuente en hombres y el segundo más frecuente en mujeres y el más mortal. Una de cada cuatro defunciones se debe a esta causa y, cada tres minutos, muere una persona en el mundo por este cáncer.

“Los cirujanos torácicos somos pocos, pero muy importantes en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de pulmón”. La ausencia de un cribado/screening en la población fumadora de riesgo, conlleva el diagnóstico del cáncer en etapas avanzadas, disminuyendo las posibilidades de curación, destaca el Dr. Rodríguez Suárez.

Como nuevo vicepresidente de Cirugía Torácica, afronta su nueva función con el propósito de abordar mejoras en diversos ámbitos, como son la elaboración de textos propios de la especialidad, ya que ha cambiado notablemente en los últimos años las técnicas quirúrgicas actuales; acreditación científico-clínica de las unidades de trasplante pulmonar y cirugía robótica; elaboración de recomendaciones con otras áreas de trabajo, etc.

Ámbito asistencial

En el ámbito asistencial, llevará a cabo acreditaciones de las áreas o unidades de trasplante pulmonar y de cirugía robótica. “Son unidades muy especializadas, hay muy pocas en España y son merecedoras del reconocimiento científico a su labor y resultados”. Para ello, recurrirá al modelo de acreditación de SEPAR, que ya cuenta con los instrumentos y la experiencia necesarios en la acreditación de áreas de la Neumología, y que ahora serán útiles para acreditar unidades del ámbito de la Cirugía Torácica.

El segundo gran objetivo en este ámbito asistencial es dar un impulso definitivo al proyecto Cassandra (Cancer Screening Smoking cessation and Respiratory Assessment), impulsado por SEPAR en 2017 y que tiene como objetivo validar el protocolo de cribado de cáncer de pulmón consistente en realizar un TAC a baja dosis a pacientes fumadores de larga duración en el diagnóstico precoz del cáncer pulmonar, en etapas tempranas, y aumentar las posibilidades de un tratamiento quirúrgico curativo. La intención es que Cassandra tenga visibilidad y se pueda presentar a las instituciones que le correspondan, según se informa desde la SEPAR.

El tercer objetivo es buscar líneas de trabajo y consensos con otras sociedades científicas con las que los cirujanos torácicos de SEPAR tengan elementos comunes como son la Sociedad Española de Cirugía Torácica (SECT), Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR).

“Podemos elaborar documentos de consenso y guías asistenciales en diversas patologías, en especial el cáncer de pulmón”, señala el vicepresidente.

Formación continuada

En el ámbito de la formación continuada, el objetivo es elaborar manuales de cirugía, guías y textos de la especialidad de la Cirugía Torácica que sean elaborados por los todos los profesionales de las diferentes Comunidades Autónomas con experiencia en las diversas técnicas quirúrgicas actualizadas. “Los manuales y las guías, digitales o editados, son indispensables para la formación continuada de los profesionales. También se debe promocionar la formación virtual (cursos on-line, híbrida) o la presencial, incluso con otras sociedades en beneficio de nuestros profesionales”, explica el Dr. Rodríguez Suárez. “También debemos realizar formación en gestión, tan necesaria para conseguir una asistencia sanitaria sostenible y eficiente”, añade.

En el ámbito docente, centrado en la formación de postgrado, el objetivo que se ha propuesto el Dr. Rodríguez Suárez es complementar la Formación Sanitaria Especializada de los residentes en Cirugía Torácica, mediante programas científicos en los congresos presenciales o virtuales, jornadas o congresos para residentes, etc.

En el ámbito de las relaciones institucionales, se pretende buscar y establecer sinergias con otras sociedades científicas nacionales, en el ámbito de la investigación, docencia, formación y asistencia. Asimismo, se contactará con las diferentes sociedades autonómicas de respiratorio para potenciar el papel y participación de la Cirugía Torácica en las mismas, incluso la organización de actividades para cirujanos torácicos.

Encuesta a los socios

Por otro lado, su intención es realizar una encuesta a los más de 400 profesionales en Cirugía Torácica socios de SEPAR para pulsar sus necesidades dentro de la sociedad y como responder a las mismas. “Se debe valorar un estudio en profundidad y actualizado de oferta/demanda en Cirugía Torácica, con el fin de reevaluar el número de plazas de formación sanitaria especializada”, informa el Dr. Rodríguez Suárez. Asimismo, prevé culminar el proyecto iniciado entre SEPAR y el Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) sobre la Validación Periódica de la Colegiación-Desarrollo Profesional y Recertificación SEPAR, presentado en el anterior Congreso Nacional.

En el ámbito científico, se implicará en organizar los eventos clásicos de SEPAR, como son las reuniones de las áreas SEPAR, en mayo y junio, o el Congreso Nacional de SEPAR, que se celebrará noviembre. Y, en el ámbito de la investigación, potenciará el PII de Oncología (Plan Integral de Investigación de Oncología); proyectos de investigación centrados en las áreas de Cirugía Torácica y Oncología; y también potenciar las publicaciones de los cirujanos torácicos en revistas de la SEPAR, como Archivos de Bronconeumología y Open Respiratory Archives, u otras.

“La Sociedad debe servir de apoyo a la iniciativa investigadora de los cirujanos torácicos en cualquiera de sus ámbitos”, afirma el Dr. Rodríguez Suárez. Finalmente, “no debemos olvidarnos del sistema de becas y ayudas para los profesionales”.