Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha confirmado la prolongación del estado de alarma y el confinamiento hasta el 25 de abril, tal y como se había adelantado de manera extraoficial en diferentes ámbitos. Así se lo ha comunicado también a los portavoces parlamentarios. Según ha comentado, después del día 25 “vendrán más días de estado de alarma”, pero ha indicado que “será distinto” y se empezará a recuperar parte de la vida económica y social.

El presidente del Ejecutivo ha comentado desde el Palacio de la Moncloa que “las medidas del estado de alarma no van a durar 15 días, sino más tiempo”. “A finales de abril no habrá acabado todo”, pero no tendremos el mismo estado de alarma”, ha insistido.

Doblegar la curva

Respecto a la situación actual de la pandemia y el confinamiento, Sánchez ha recalcado la necesidad de mantener las medidas de seguridad: “No nos podemos permitir el lujo de dar un paso atrás”. “Vamos a tener sucesivos estados de alarma en función de la transición y el tiempo necesario hasta conseguir la recuperación definitiva de la cotidianeidad”.

El presidente del Gobierno ha hecho una lectura positiva de las últimas informaciones relacionadas con el Covid-19: “Los datos pronostican que estos días, una vez superado el pico, estamos en condiciones de doblegar la curva de la expansión de la epidemia”

Respuesta de la oposición

El presidente del principal partido político de la oposición, Pablo Casado, ha transmitido a Pedro Sánchez “el apoyo del Partido Popular para las medidas de contención contra el coronavirus. La lealtad y la unidad exigen eficacia y transparencia”, ha dicho en redes sociales después de su conversación telefónica. Por su parte, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, ha reseñado que “España vive su crisis más grave en décadas. “Si el Gobierno actúa en solitario, improvisa y antepone la ideología, será difícil superarla. Si luchamos todos juntos, lo lograremos”, ha añadido la presidenta de Ciudadanos, quien ha pedido a Sánchez “impulsar unos nuevos Pactos de la Moncloa. Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha informado de que no ha contestado la llamada de Pedro Sánchez y ha anunciado que denunciará al presidente del Gobierno ante el Tribunal Constitucional por imponer un “estado de excepción encubierto.