Los resultados del del ensayo clínico fase 3 KEYNOTE-048 han conseguido que la Comisión Europea haya aprobado Keytruda de MSD (pembrolizumab) como monoterapia o en combinación con quimioterapia basada en platino y 5-fluorouracilo (5-FU), para el tratamiento de primera línea del carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello (CCECC) metastásico o recurrente irresecable en adultos cuyos tumores expresen PD-L1. Esta aprobación permite la comercialización del régimen de pembrolizumab en monoterapia y en combinación en los 28 estados miembros de la Unión Europea (UE) más Islandia, Lichtenstein y Noruega.

Los resultados de KEYNOTE-048 demostraron que pembrolizumab, en comparación con el tratamiento estándar (cetuximab con carboplatino o cisplatino más 5-FU), conseguía una mejora significativa de la supervivencia global como monoterapia y en combinación con quimioterapia en pacientes cuyos tumores expresaban PD-L1 (CPS ≥1).

Como expone Jonathan Cheng, vicepresidente de investigación clínica de MSD, “pembrolizumab es ahora la primera opción de tratamiento anti-PD-1 en el contexto de primera línea para el cáncer de cabeza y cuello metastásico o recurrente irresecable, una enfermedad que se ha tratado de la misma manera en la UE durante más de una década”.

Inmunoterapia en cáncer de cabeza y cuello

Por su parte, Kevin Harrington, investigador del ensayo KEYNOTE-048, catedrático de terapias biológicas del cáncer en The Institute of Cancer Research de Londres, agrega que “considerando la gran necesidad de nuevas opciones de tratamiento, nos sentimos animados por esta nueva aprobación de pembrolizumab en Europa, que permitirá a determinados pacientes ser tratados con inmunoterapia en momentos más tempranos del curso de su tratamiento”.

El cáncer de cabeza y cuello agrupa diversos tumores que se desarrollan en o alrededor o en la garganta, laringe, nariz, los senos paranasales y la boca. La mayoría de tumores de cabeza y cuello son carcinomas de células escamosas que comienzan en las células planas, escamosas, que constituyen la fina capa superficial de las estructuras de la cabeza y el cuello. En el caso de España, se calcula que a lo largo del año 2019 se diagnosticarán 11.791 nuevos casos de varios tipos de cáncer de cabeza y cuello en ambos sexos, concretamente de laringe, faringe y cavidad oral, según las últimas estimaciones publicadas por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).