Descubren “el enigmático mecanismo” que predispone genéticamente a la peor variante del lupus. Investigadores de Michigan Medicine (Estados Unidos) han descubierto el mecanismo molecular que impulsa los efectos causantes de la enfermedad del factor de riesgo genético más frecuente del lupus eritematoso sistémico (LES).

Esta enfermedad autoinmune común e incurable afecta a millones de personas en todo el mundo. Tiene una prevalencia especialmente alta entre las mujeres. La variante genética HLA-DRB1*03:01 es el mayor factor de riesgo de esta enfermedad. Conlleva la inflamación de muchos órganos vitales y puede provocar discapacidades graves y la muerte.

La peor variante del lupus

Las principales conclusiones de la investigación se han recogido en el artículoThe lupus susceptibility allele DRB1*03:01 encodes a disease-driving epitope’, publicado en ‘Communications Biology’. Los investigadores han apuntado que una proteína codificada por esa variante del HLA desencadena una cascada de efectos moleculares y celulares que pueden causar los síntomas inflamatorios que se observan en los pacientes con esta enfermedad.

Joseph Holoshitz, autor principal del artículo, ha explicado que, “por primera vez, se ha encontrado el enigmático mecanismo que predispone genéticamente a los peores efectos de la forma más típica de lupus”. Por tanto, los hallazgos podrían facilitar potencialmente el descubrimiento de tratamientos seguros, sencillos y eficaces para el LES al dirigirse a esta nueva vía", explica

Variantes genéticas del tipo HLA-DRB1*03:01 pueden provocar enfermedades autoinmunes independientemente de la presentación de antígenos. Este mecanismo tradicionalmente estudiado, que se ha propuesto desde hace tiempo, hasta ahora no se ha demostrado directamente.

Gen de riesgo y manifestaciones clínicas

Por su parte, Bruna Miglioranza Scavuzzi, primera autora del trabajo, ha hablado de la identificación en una cadena de acontecimientos en cultivos celulares, así como en un modelo de ratón de la enfermedad, que demuestran cómo se desarrollan las anomalías que pueden causar lupus, desde el primer efecto del gen de riesgo, pasando por la señalización, hasta llegar a las anomalías inmunológicas y las manifestaciones clínicas del lupus”.

Los hallazgos de este estudio recuerdan a otros anteriores en la artritis reumatoide, otra enfermedad asociada al HLA, ha recordado Holoshitz. Así, dichos avances "han allanado el camino para el desarrollo de pequeñas moléculas para tratar eficazmente la artritis en ratones", ha añadido.

Bruna Miglioranza ha comentado que "se están realizando ensayos en humanos con esos compuestos". "Por ello, espero que nuestros hallazgos consigan aliviar la carga de millones de pacientes con lupus", ha concluido.