Una nueva investigación presentada en la Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), ha descubierto que, en contra de lo que se cree, las personas con peso normal que padecen diabetes tipo 2 (T2D) pueden revertir la enfermedad mediante una pérdida de peso considerable.

Ocho de los 12 participantes lograron la remisión tras perder entre el 10 y el 15% de su peso corporal, a pesar de tener un IMC que entraba en el rango de peso normal. Los niveles de grasa en el hígado y el páncreas descendieron sustancialmente y se restableció la actividad de las células productoras de insulina en el páncreas.

El hallazgo demuestra claramente que la pérdida de peso puede ser beneficiosa en la diabetes de tipo 2, incluso en quienes tienen un peso normal, afirma el profesor Roy Taylor, de la Universidad de Newcastle (Reino Unido), investigador principal del ensayo.

Umbral personal de grasa

También respalda la idea de que cada uno de nosotros tiene un “umbral personal de grasa”, es decir, un nivel de grasa corporal que podemos soportar, y que, si lo superamos, desarrollaremos una T2D, aunque sigamos teniendo un peso normal.

El profesor Taylor recuerda que sus investigaciones anteriores han demostrado que una pérdida de peso del 10-15% puede lograr la remisión en personas con diabetes de tipo 2 que tienen sobrepeso u obesidad.

“Los médicos tienden a asumir, sin embargo, que la diabetes de tipo 2 tiene una causa diferente en aquellos que no tienen sobrepeso –señala–. Esto significa que, a diferencia de los que tienen sobrepeso, a los que tienen un peso normal no se les suele aconsejar que pierdan peso antes de que se les administren medicamentos para la diabetes e insulina. Por el contrario, se tiende a empezar a administrarles insulina y otros medicamentos en una fase mucho más temprana”.

Recientes estudios

Anteriormente, el histórico ensayo clínico de remisión de la diabetes (DiRECT), de las universidades de Glasgow y Newcastle, demostró que un programa intensivo de pérdida de peso impartido por los médicos de cabecera puede poner en remisión la T2D en personas con sobrepeso.

Los últimos resultados proceden del ensayo Reversal of Type 2 Diabetes upon Normalisation of Energy Intake in the Non-obese (ReTUNE), que estudia si la pérdida de peso también puede revertir la enfermedad en personas de peso normal.

El profesor Taylor afirma que “estos resultados, aunque preliminares, demuestran muy claramente que la diabetes no está causada por la obesidad, sino por tener demasiado peso para el propio cuerpo. Se debe a un exceso de grasa en el hígado y el páncreas, sea cual sea el IMC –explica–. En el hígado, este exceso de grasa impide que la insulina funcione normalmente. En el páncreas, hace que las células beta dejen de producir insulina”.

“Hemos demostrado que este proceso es el impulsor de la acumulación de grasa en el páncreas que se cree que daña las células productoras de insulina y causa la diabetes de tipo 2 –destaca–. La pérdida de peso mediante la restricción de calorías es muy eficaz para conseguir la remisión de la diabetes de tipo 2, y es notable el hecho de que este grupo no obeso haya conseguido una remisión del 67%”.

Por su parte, el profesor Taylor añade que, “como regla general, el tamaño de tu cintura debería ser el mismo ahora que cuando tenías 21 años. Si no puedes entrar en la misma talla de pantalones ahora, estás cargando demasiada grasa y, por lo tanto, corres el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, incluso si no tienes sobrepeso”.