Los últimos datos de la presentación completa del estudio SPORTIF III en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), que se está celebrando en Viena (Austria), ofrecen una esperanza real para las personas con fibrilación auricular, que tienen un riesgo cinco veces mayor de accidente cerebrovascular.

"La mitad de las personas con fibrilación auricular que tienen riesgo de accidente cerebrovascular no reciben tratamiento debido a las limitaciones de los tratamientos actuales que, aunque son eficaces, precisan control de la coagulación, ajuste de la dosis y limitaciones dietéticas", ha destacado el profesor Bertil Olsson, catedrático de cardiología en el Hospital Universitario de Lund (Suecia). Como coinvestigador principal de este estudio, Olsson ha señalado que "un nuevo fármaco, como ximelagatran, representa una innovación clara en el tratamiento anticoagulante".

Los datos de la presentación completa de los resultados de este estudio muestran un beneficio clínico neto superior para Exanta (ximelagatran), el primero de una nueva clase de inhibidores directos de la trombina orales (IDT orales), en comparación con el tratamiento estándar actual, warfarina a dosis ajustadas, para prevenir los accidentes cerebrovasculares y los episodios embólicos sistémicos en pacientes con fibrilación auricular.

Este importante hallazgo ilustra que los pacientes pueden beneficiarse de un tratamiento eficaz para impedir la morbilidad y la mortalidad, al tiempo que se evitan también las limitaciones que se asocian a los tratamientos disponibles actualmente. El nuevo producto se encuentra actualmente en fase III de investigación en varias indicaciones para la trombosis venosa y es el primer anticoagulante oral que alcanza las últimas etapas de desarrollo clínico en 60 años desde el desarrollo de la warfarina.