Se han encontrado pruebas que señalan que el  surco paracingulado sería más pequeña en personas con esquizofrenia y podría ser el comienzo de una explicación sobre por qué sufren alucinaciones, ha explicado el director de la investigación, Jon Simons.

Los resultados del estudio, en el que participaron investigadores de la Universidad de Cambridge, han sido publicados en Journal of Neuroscience. Para ello, los investigadores evaluaron a 53 voluntarios, que se sometieron a controles cerebrales para conocer si tenían presencia o ausencia del PCS en el hemisferio izquierdo o derecho del cerebro y hallaron diferencias en la capacidad para distinguir entre recuerdos reales o imaginados.

Las discrepancias en la memoria que se observaron fueron bastante sorprendentes. Para los investigadores, era difícil pensar que estas diferencias individuales tendrían base en una variación simple en la composición cerebral.

La esquizofrenia es un trastorno mental que afecta a 24 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).