“La Atención Primaria se conoce y reconoce poco”, según ha lamentado Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta primera de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). La médico gallega ha pronunciado estas palabras en la Universidad de Santiago de Compostela, tras recibir el XXII Premio Nóvoa Santos de manos de Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia.

Rodríguez Ledo ha agradecido a la Asociación de Médicos Gallegos (Asomega), a su Junta directiva y al Jurado, la entrega de este galardón. “Más allá de a mi persona, va dirigido a la Medicina de Familia, a la Medicina rural, a la Atención Primaria y a la mujer médico. Con una amplitud de miras, ha reconocido y ha valorado el abanico de oportunidades del primer nivel asistencial”.

“La Atención Primaria se puede referenciar mucho con palabras, pero se la conoce y reconoce poco. Este premio es una oportunidad para que se pueda vislumbrar su aspecto polifacético. Es cercana a las necesidades de la población y aporta oportunidades para la interacción y coordinación con los diversos agentes del sistema sanitario e incluso socio-sanitario”.

La Atención Primaria en el ámbito rural

Respecto a la Medicina rural, ha dicho que es “fuente de dificultades profesionales”. “La principal es el aislamiento y la soledad del personal sanitario. Supone un ejercicio comprometido de la Atención Primaria y es el más infravalorado en cualquiera de los aspectos que consideremos del sistema sanitario. Conserva la esencia del médico realmente accesible, quizá en exceso. Es el médico del individuo, de la familia y de la comunidad. Y todo ello, muchas veces con el menoscabo de su propio desarrollo profesional y a costa de un esfuerzo personal ingente”.

La vicepresidenta de la SEMG se ha referido a la ‘infrarrepresentación’ de la mujer en la sociedad actual. “Me siento afortunada por el apoyo recibido de toda mi familia, marido y amigos, pero no ha sido el caso de otras personas. El acceso a unos u otros puestos no debe depender de ser hombre o mujer, sino de los requisitos y méritos exigidos y a la libre decisión de trabajar por conseguirlos”.

Destino de los premios

Rodríguez Ledo ha destinado la cuantía del XXII Premio Nóvoa Santos a dos proyectos diferentes. Una de las beneficiarias ha sido Cristina Núñez González, investigadora de la convocatoria Miguel Servet ISCiii-SERGAS. Su proyecto se titula ‘Nueva metodología nano-proteómica para el descubrimiento de biomarcadores en suero sanguíneo: diagnóstico precoz no invasivo y clasificación del cáncer de mama’.

El otro beneficiario ha sido el centro asistencial San Vicente de Paul de Lugo, dedicado a la atención de pacientes con discapacidad intelectual gravemente afectados.