Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta primera y responsable de Docencia y Educación Médica de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), es la nueva vocal de la Comisión Nacional de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria.

La Secretaría del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, dependiente de la Subdirección General de Formación y Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, ha notificado su nombramiento de forma oficial el pasado 26 de julio.

De esta forma, la SEMG forma parte de nuevo de esta Comisión, con el objetivo de “permitir a esta sociedad científica seguir trabajando por la especialidad. A partir de ahora también lo hará desde dentro de las instituciones oficiales”, según ha informado la propia SEMG.

También Rodríguez Ledo ha mostrado su satisfacción por el nombramiento: “Llevamos tiempo trabajando por hacer llegar nuestra voz a uno de los órganos que regulan las bases de la especialidad, y ahora podremos sumar nuestros esfuerzos a los de la Comisión”.

Pilar Rodríguez Ledo denuncia condiciones precarias

Las condiciones precarias de muchos médicos de la especialidad ha sido uno de los temas destacados por la nueva vocal. Según ha recordado, en esta época los profesionales de Medicina de Familia están en unas condiciones precarias debido a la actual crisis sanitaria. “Los médicos de familia tenemos la oportunidad, en este momento, de reorganizar y de resurgir de un sistema sanitario en situación crítica. Debemos liderar la continuidad asistencial a la población, como base del sistema sanitario”, ha comentado.

“Detrás de una crisis, siempre hay una oportunidad, y la Medicina de Familia es la clave para salir de esta crisis”, ha añadido la vicepresidenta de SEMG.

Formación de los MIR

Otro de los objetivos señalados por Pilar Rodríguez Ledo ha sido el fomento de la formación de los médicos internos residentes (MIR). “Debemos renovar una Atención Primaria exhausta en un sistema sanitario debilitado. Los médicos de Familia serán los especialistas que podrán reorganizar el Sistema Nacional de Salud”, ha defendido.

La formación de médicos internos residentes “es uno de los pilares del continuum formativo del médico de Familia. Por tanto, se trata de una oportunidad para rescatar un sistema sanitario agotado por una pandemia que lo ha llevado a una situación límite”.